Que ver y donde comer en las colinas de Lucca

Viajes pequeños: la reunión quincenal está de vuelta con la serie de recuerdos y consejos de viaje de nuestro equipo editorial. Te acompañarán durante todo el mes de julio, con muchas sugerencias de lugares para visitar y … ¡para degustar! Hoy vamos a Toscana: a Vetriano #EstateItalianaLCI

Tarde o temprano todos los que vengan conmigo a pasar un fin de semana en mi casa en Toscana terminan haciéndome la misma pregunta: «¿Pero cómo encontró tu abuelo este lugar?".
«Este lugar es Vetriano, un pequeño pueblo de piedra perdido en los bosques de Colinas de Lucca, que alguna vez fue un refugio para los seguidores, ni siquiera está marcado en los mapas de carreteras. La historia es complicada y toca gran parte de la historia familiar. El caso es que sigue siendo un misterio para nosotros también cómo mi abuelo pudo haber venido a nosotros, turno tras turno, e incluso pensar en comprar una casa, en 1973. Estuve aquí por primera vez cuando estuve allí. Tiene tres meses y desde entonces Vetriano es primero el escenario de mis aventuras veraniegas de niño y luego el retiro para relajarme, aislarme, divertirme con los amigos.

Hablando de teatros: el nombre del pueblo empezó a circular precisamente por uno de ellos, el Teatro Vetriano, que, gracias a la Hacer, recuperó su antigua gloria en 2002 y ahora es conocido como el teatro público más pequeño del mundo. Mide 71 metros cuadrados y tiene una capacidad de 85 plazas, incluidos balcones. Fue inaugurado en 1890, tras la donación de un granero por parte de un aldeano adinerado a la comunidad de amantes del teatro. Sin duda merece la pena visitarlo y no lo digo sólo por motivos de corazón: en 2003 ganó el premio de arquitectura teatral a la mejor restauración filológica, con la Fenice de Venecia.

El misterio de Vetriano

Y si esta noticia no es suficiente, ten en cuenta que a unos pasos se encuentra la excelente y casera Restaurante Il Guerriero (tel. 0583358163), donde se pueden degustar algunas especialidades de la cocina de Lucca, como el tordelli, y platos elaborados con hongos porcini que abundan en la región (los salteados con menta espontánea para mí son como la magdalena de Proust, pero también frito no es una broma).

Mientras esté aquí, haga un viaje al siguiente pueblo, Colonia, donde acaba la carretera asfaltada y, para mí, de niña, mi espacio en el mundo veraniego. Me molesta decirlo, porque entre los dos países siempre ha habido una especie de competencia toscana, pero Colognora es más bonita que Vetriano, tanto que también sedujo al director estadounidense Spike Lee que rodó la película. Película Miracolo a Sant «Anna está ahí. (Cómo Spike Lee encontró Colognora sigue siendo un misterio como el de mi abuelo). Visita el Museo de la castaña, una colección de herramientas e historias sobre la vida de los habitantes de estas regiones, para las que el castaño era casi la única fuente de sustento, tanto para la alimentación como para la madera: lograron hacer cosas asombrosas, pequeñas obras maestras del ingenio campesino.

Si tu excursión de un día fuera a abarcar todo un fin de semana, te dejo otras sugerencias y lugares del corazón: la selfie perfecta se toma al pie de la puente del diablo (también conocido como Ponte della Maddalena) en el municipio de Borgo a Mozzano. Después de la foto habitual, intente escalarla para comprobar su estado físico. Si es la hora del té (mejor un aperitivo), ven a vernos Antiguo molino de Castelnuovo di Garfagnana, una tienda de ambiente mágico, que sirve y vende especialidades de Lucca, con un memorable pan cortado a cuchillo y mortadela en la cabeza. Para celebrar una ocasión especial, haz como nosotros: reserva una mesa en Mariposa, Restaurante con estrella Michelin en Marlia, donde se come principalmente pescado de la cercana Versilia.

Finalmente, una sugerencia para el vino. Hace unos años nació en Lucchesia un pequeño y prometedor distrito de viticultores biodinámicos. Todos son geniales pero mi favorito es Podere Concori; su Granada Roja, que produce de un viñedo viejo de Syrah, es el vino que suele acompañar a las parrillas que cocinamos en la gran chimenea de piedra de la casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *