Saltar al contenido

Papas fritas en una pizzería en Roma: dónde comer mejor

Desde el suplemento indispensable hasta el sampietrino, desde el montanare que se transforma en palés para dar brida suelta a la imaginación del chef, hasta porciones enteras de lasaña empanizada y frita. Así sea rebozado o bien empanizado, frito en una pizzería en la ciudad de Roma siempre y en toda circunstancia gana

Si es che los romanos son fiesteros. Lo prueban sus platos más conocidos, como la carbonase y la amatriciana, los triunfos de las grasas y los hidratos de carbono, mas asimismo sus hábitos arraigados. Uno de ellos es para comer frito en pizzería, venir aperitivo mientras que espera que llegue la pizza. Seguramente un hábito que se ha extendido por 2 razones: es recomendable que las pizzerías tengan una línea lista para freír; a los clientes del servicio les chifla pues es codicioso y demócrataporque acostumbra a tener un bajo costo y al mundo entero le chifla.
Y si los estilos de pizza raras veces se cruzan, entre la romana y la napolitana, el menú frito se ha transformado con razón en una mezcla de las 2 tradiciones. Por una parte, supplì, bacalao empanizado, flores de calabacín rellenas, aun chuletas de cordero, para representar el espíritu romano. Por otro, las croquetas de patata, el montanare y las tortillas de pasta que vienen de Nápoles, mas toman la nacionalidad romana en un momento. Y después, desde elegante jamás hay límite, todo ha sido frito aun porciones enteras de lasaña.
¿Dónde hallar las mejores patatas fritas en una pizzería? acá está 5 direcciones en el que, si bien la protagonista es la pizza, los fritos no quedan nada mal.

quebré

No es casualidad que el spin-off Fry Hard haya nacido últimamente de un lado de Sbanco (o bien de una esquina del restaurant), que por el nombre comprendemos hasta qué punto se dedica íntegramente a la fritura. Estamos acá en el reino de Marco Pucciotti, quien hace 5 años implicó a Stefano Callegari, el padre de trapizzino, en su aventura de pizza y cerveza por medio de Siria. Si bien, hay que decirlo, el noventa% de la autoría de las pizzas ahora puede atribuirse a Alessio Muscas. En los últimos tiempos, el proyecto ha crecido y ha dado vida a un menú frito capaz de viajar solo, en especial en las maletas del conduzco, puesto que se presta con perfección para la entrega. Mientras, si te comerás la ronda de Sbanco, no te puedes perder uno de sus suplementos, tradicional o bien creativo da igual: lo que importa es que acá el pan rallado es científico, restallante en el sitio conveniente y elaborado con ramplona casera. pan rallado y huevos orgánicos. Nuevamente, las chuletas de cordero rebozadas y fritas, la flor de calabacín rellena de mozzarella y anchoas, y el bacalao rebozado son perfectos homenajes al planeta romano, al tiempo que las croquetas de patata y la mozzarella en carruaje tirado por caballos tienen un decidido origen napolitano. Y, a fin de que conste, si lo quiere, el postre asimismo se fríe, o sea, los ravioles con ricotta y chocolate.

Tu pizza illuminati

Ahora podemos decir que Pier Daniele Seu, dueño y pizzaiolo de Seu Pizza Illuminati, es un coleccionista de premios. Ganó con su pizza, con las pizzas dulces y asimismo con las patatas fritas que tiene en la carta entre los entrantes. Son supplì – végétarien, car il est à la sauce rouge, pas au ragù – a une double panure, avec deux grains différents pour le rendre très croquant : le plus fin interne pour mieux adhérer, le plus grossier externe pour faire «croquer" comme ama . Las papas fritas asimismo son la regla aquí: aquellas con queso, pimienta y lima serían la envidia de Carlo Cracco. En la nueva carta, Pier Daniele Seu ha pensado en ciertos homenajes al planeta romano, con la tortilla all’amatriciana y la alcachofa allá giudia. Y para asegurarse de no perderse nada, decidió probar suerte con lasaña empanizada y frita, una croqueta de brócoli y taleggio y un suplemento de setas porcini de otoño.

Comiendo papas fritas de RomaCome frito en la ciudad de Roma.

180g

Todos los suplementos de esta lista son mejores que los próximos, mas este particularmente para el escritor fue una revelación, hasta el punto de llamar al camarero en el primer mordisco para solicitar más. Entonces están los comestibles fritos más imaginativos, como la reciente alteración sobre el tema supplì con calabaza y – oye, oye – pan rallado de almendras. Y si el suplemento es de manera decidida romano, la tortilla de pasta es por lo menos parcialmente prestada de la tradición napolitana, mas a cargo de Jacopo Mercuro se romanizó, transformándose en el sampietrino, que asimismo es una marca registrada. Entre los sampietrini de papel (que cambian estacionalmente) para marcar el territorio se hallan el queso tonnarello y la pimienta, mas últimamente asimismo se han agregado fideos chinos con salsa teriyaki, para un viaje Roma-Pekín en un mordisco.

Elemental

Aquí, el leimotiv es «El amor gana las patatas fritas". Asimismo está escrito en las paredes. Mirko Rizzo, ánima del proyecto Elementare con Federico Feliziani, responsable de la selección de cervezas, es reconocido entre los grandes chambelán de la supplì. En verano, recrea el paladar en Appio Park, con la versión veraniega de su Elementare. Ahora su pizza muy romana y sus patatas fritas bajo la marca Elementare se pueden hallar en Trastevere en la pizzería del mismo nombre, a tiro de piedra de Piazza Trilussa. Los suplementos son solo un capítulo de la exquisita carta frita, donde hay lasaña, berenjenas a la parmesana e inclusive tagliatelle con boletus y pappardelle con guiso de cerdo salvaje en formato de teja frita. Todo rigurosamente empanizado al estilo Mirko Rizzo: primero voltear con agua y harina, rigurosamente sin huevo, y paso en pan rallado, una vez. En comparación con aceite de fritura, hay que decir que en L’Elementare escogemos un aceite de girasol con un alto contenido en ácido oleico: exactamente la misma estructura molecular que el aceite de oliva virgen extra, mas con un sabor neutro escogido para no agobiar los sabores.

Yo Quintili

En una lista de doc Romanos, no puede faltar la una parte de Campania, específicamente de Caserta (que marca la diferencia en lo que se refiere a pizzas), provincia de donde procede el pizzaiolo y dueño de la pizzería homónima Marco Quintili. Acá, la especialidad absoluta son las tortillas de pasta, que se enharinan (en Campania se emplea de esta forma), se fríen y se aliñan con salsas sabrosísimas, como cacio y también pepe, amatriciana, puttanesca. En el menú entre los entrantes, asimismo están las «nubes de pizza", que en la práctica son montañeses napolitanos y la adición de Tacofritto es muy reciente, o bien una suerte de taco de masa de pizza que se rellena con l interior como controles de fantasía. Aunque siempre y en toda circunstancia de la tradición de Campania viene lo frito, mas no es un aperitivo: el batilocchio, o bien un calzone frito, que se prepara con una masa singular que incluye la adición de harina de arroz y que se plantea, por poner un ejemplo, con relleno con pulpo a la Luciana. La fritura asimismo se halla en la gama de postres, con los llamados «fuelles", mas ese es otro capítulo.

A %d blogueros les gusta esto: