Saltar al contenido

30 recetas de queso parmesano que son para morirse

Recetas De Queso ParmesanoRecetas De Queso ParmesanoRecetas De Queso Parmesano

¿Tienes una lata de queso parmesano a punto de echarse a perder en la nevera? Úsalo en uno de estos 30 recetas de queso parmesano.

El queso parmesano tiene un sabor fantástico encima de la pizza y la pasta. Sin embargo, eso no es todo para lo que es bueno, ¡ni siquiera cerca! Puedes usarlo en muchas recetas deliciosas.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Ziti boloñesa al horno con carne molida y queso

¿Cómo suenan las papas fritas horneadas con queso parmesano y cheddar? ¿Qué pasa con la salsa de jalapeño popper o las papas de desayuno con parmesano?

¿Algo de calabacín a la parmesana o espárragos al horno?

Oh sí. Todas esas son cosas que puedes hacer con ese parmesano sobrante. ¿Entonces, Qué esperas? ¡Mira estas recetas de queso parmesano AHORA!

Cremoso, cursi, con topping crujiente de Panko…

Eso es lo que obtienes con este macarrón con queso diabólicamente decadente.

Combinará queso cheddar, parmesano y mozzarella para obtener una obra maestra triplemente cursi.

Agregue un poco de ajo, y es increíble fuera de este mundo.

Tradicionalmente, los macarrones con queso son un excelente acompañamiento. Sin embargo, este es tan increíble que robará totalmente el espectáculo.

Puedes convertirlo fácilmente en el plato principal. A nadie le importará.

Delgado, crujiente y cursi. Estas patatas fritas horneadas con queso cheddar y parmesano son fenomenales.

Y puedes hacerlos con solo tres ingredientes. Sí, tres.

En realidad, puedes hacerlos solo con queso parmesano y queso cheddar. Sin embargo, a la mayoría de las personas les gusta agregarles condimentos.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Mi favorito es el ajo. Esta receta requiere condimento italiano.

También puede usar sal, cayena, chile en polvo, etc., o cambiar las variedades de queso. Todo depende de usted.

De cualquier manera, estas son una alternativa cetogénica a las papas fritas.

El autor de esta receta la llama «la pasta más fácil y cremosa hecha en una sola olla".

Es difícil superar una descripción como esa, ¡así que no voy a intentarlo!

Si quieres una comida sencilla y deliciosa lista en 30 minutos, pruébalo.

¿A quién no le gustan las patatas fritas para el desayuno? Son sabrosos, abundantes y el comienzo perfecto para el día de cualquier persona. ¿Quieres saber cómo hacerlos aún más sabrosos?

Báñelos con ajo, pimentón, romero, perejil y queso parmesano.

Son cursi, herbales y tan fantásticos que solo el olor te hará babear. Lo mejor de todo es que tardan solo media hora en prepararse.

Imagina tu restaurante italiano favorito. Ahora imagina el mejor pollo a la parmesana que hayas probado allí.

Esta receta de pollo a la parmesana está a punto de hacerla explotar.

El pollo es tierno, jugoso y perfectamente empanado. La salsa tiene sabor a tomate y es robusta.

El queso es pegajoso, cálido e increíblemente sabroso. Juntos, este plato es pura perfección.

Asegúrese de hacer lo suficiente para todos porque compartir no es una opción.

Las alitas Wingstop son algunas de las mejores que hay. Son suculentos, picantes y tienen la cantidad justa de calor.

Sin embargo, la salsa de ajo y parmesano es la verdadera estrella de este espectáculo.

Estas alas de 30 minutos son francamente adictivas. Combínalos con papas fritas, ensalada de col o cualquier otra cosa que te guste.

O disfrútalos solos. De cualquier manera, no te decepcionará.

La naturaleza cremosa de esta salsa contrasta maravillosamente con la cobertura crujiente de parmesano. Es picante y picante y sumamente cursi.

Lo harás con ocho ingredientes. Además, lleva menos de 40 minutos prepararlo.

Puedes servirlo con baguettes tostadas, patatas fritas o verduras. Es un excelente aperitivo de fiesta.

Los espaguetis son siempre una comida maravillosa. Los espaguetis al horno son aún mejores.

Toma todo lo que te gusta de los espaguetis y lo actualiza. Son espaguetis con una cobertura pegajosa y cursi.

¡Prepara un poco de pan de ajo mantecoso y llámalo tarde!

¿Necesita una guarnición que agrade a la multitud y que todos aprecien? No te puedes equivocar con el puré de papas.

Son esponjosos, mantecosos y seguramente satisfarán.

Cárgalos con ajo y queso parmesano para hacerlos aún mejores.

Estas papas usan solo siete ingredientes y son las más cremosas y clave que jamás haya probado.

Los espárragos horneados quedan crujientes por fuera, tiernos por dentro y jugosos por todos lados.

Se tarda 20 minutos en preparar esta guarnición con solo cinco ingredientes.

Los cubrirás con queso parmesano para darle más dinamismo. Agregar ajo a la mezcla los hace aún más deliciosos.

No importa con qué proteína los sirvas, serán una gran combinación.

El nombre de este plato te dice prácticamente todo lo que necesitas saber al respecto. Pollo que se derrite en la boca. ¿No suena divino?

Confía en mí, lo es.

Nunca has probado algo con tan pocos ingredientes (seis) que sepa tan bien. Es jugoso, cursi y con ajo.

Todos en la mesa querrán segundos, tal vez incluso tercios.

Este pollo cubierto de bruschetta y parmesano es una comida nutritiva y sabrosa. Combina muchas verduras y hierbas para un sabor brillante y fresco.

El pollo está bien sazonado y perfectamente cocinado. El glaseado balsámico es opcional, pero sigue mi consejo y agrégalo.

Agrega un toque ácido que combina a la perfección con los demás ingredientes.

Es una comida baja en calorías y rica en proteínas que se prepara en menos de 30 minutos. Es difícil discutir con ese tipo de delicias.

El pastel de calabacín puede sonar extraño, pero es notablemente bueno. Es un pastel sabroso y hondo lleno de queso y verduras.

Es como un panecillo de gran tamaño, solo salado y no dulce. Es esponjoso, húmedo y te hará volver por más.

Honestamente, el calabacín y el parmesano van de la mano. Saben tan bien juntos, de hecho, que una receta que los combina no es suficiente.

Es por eso que también agregué este pan de calabacín y parmesano.

Es más espeso y denso que el pastel de calabacín de arriba. Sin embargo, todavía tiene el mismo sabor fabuloso.

Si te encanta el queso y las verduras, apreciarás este delicioso pan casero.

No diré que el pescado con costra de parmesano es la única forma de comer pescado. Sin embargo, diré que es una de las mejores maneras de comerlo.

Este pescado tierno y escamoso tiene una espectacular corteza de parmesano que está fuera de este mundo. Es ajo, crujiente y picante de la mostaza Dijon.

Es difícil saber qué es mejor, el sabor o la textura. Ambos son impresionantes y deleitarán tus sentidos.

Combínalo con puré de papas cremoso y espárragos asados ​​crujientes.

Es una comida de cinco estrellas en la comodidad de su propia casa.

¿Te encanta el sabor brillante y ácido de la pasta de ajo y limón? Intente agregar queso parmesano, espinacas tiernas y camarones.

Convierte una comida ya sabrosa en algo extraordinario.

Lo mejor de todo es que se tarda menos de media hora en hacerlo. Si está buscando una opción de almuerzo rápida y deliciosa, esta pasta es lo que necesita.

¿Recuerdas que hablamos de que el calabacín y el queso parmesano iban de la mano? Esta receta lo demuestra (si las otras dos no fueran prueba suficiente).

Has probado la berenjena o el pollo a la parmesana, ¿verdad? Esta receta es similar, solo que usarás calabacín en su lugar.

Sin embargo, el calabacín es más ligero y no pesa en el estómago. Pruébalo la próxima vez que quieras italiano pero no te sientas berenjena a la parmesana.

Hablando de berenjenas a la parmesana, ¡continuemos y agreguemos una receta para eso también!

Esta receta es el plato clásico que conoces de tu lugar italiano favorito.

Es capa sobre capa de queso, salsa y bondad de berenjena. Se necesita algo de tiempo para hacerlo bien, pero al final vale la pena.

Si necesita una receta impresionante que llamará la atención, pruébela.

Este sabroso pollo al horno es tan nutritivo como delicioso. Tiene una corteza ranchera de parmesano digna de babear y es suculenta y tierna por dentro.

Lo harás con cinco ingredientes simples. (¡Y probablemente tengas los cinco en tu cocina ahora mismo!)

Combínalo con un par de guarniciones magras para una opción de cena ligera y saludable.

En estos días, puedes comprar un pan con queso congelado bastante impresionante. Aun así, no hay nada como la cosa real.

Estoy hablando de pan casero cubierto con mantequilla de ajo y rebosante de queso pegajoso.

Del tipo con un delicioso crujido en cada bocado. ¿No puedes imaginarlo ya?

Este pan de ajo con queso es lo mejor. Y no hay una versión congelada que pueda superarlo.

Seamos honestos aquí. El ziti al horno tiene que ver con el queso. Claro, hay pasta masticable y carne bien sazonada. Y sí, la salsa marinara con hierbas es fantástica.

Pero nada supera la combinación de ricotta, parmesano y mozzarella.

El queso derretido es absolutamente el logro supremo de este plato.

Este plato de pasta cremosa es uno que disfrutará toda la familia. Es ligero, brillante y está lleno de tomates secados al sol, champiñones y más.

Es una comida liviana y mantecosa que toma solo 30 minutos para preparar. Además, harás todo en una sola olla.

¡Eso significa que la limpieza es tan simple como cocinarla!

La dieta cetogénica es una excelente manera de perder peso, especialmente si tiene prisa. No es raro perder varios kilos en las primeras semanas.

Sin embargo, puede ser francamente tortuoso para los amantes del pan. Por suerte, no tiene que ser así.

Esta receta de pan cetogénico (y otras similares) asegurará que obtenga su dosis de pan.

La textura es ligeramente diferente del pan «real". Sin embargo, el sabor a queso lo compensa.

Untarlo con mantequilla o sumergirlo en sopa. De cualquier manera, te encantará este pan. (¡Keto o no keto!)

¿Sabes qué es incluso mejor que el pollo a la parmesana crujiente cubierto de salsa?

¡Pollo a la parmesana relleno, crujiente y cubierto de salsa!

Este giro en el plato tradicional de pollo a la parmesana pone queso dentro del pollo.

Te asegura que obtienes un montón de queso pegajoso en cada bocado.

Toma la receta original y la sube a 11. Sin embargo, una advertencia justa: una vez que pruebes esta, la receta original nunca será la misma.

Seré honesto. Esta receta de lasaña no es la más rápida ni la más fácil de hacer.

Dicho esto, es probablemente la mejor receta de lasaña que he usado.

Es lo más parecido a la auténtica lasaña italiana que encontrarás fuera de Italia. La salsa de carne, el queso, la salsa bechamel. Está todo en el clavo.

No encontrarás una receta de lasaña que sepa mucho mejor que esta.

Pero si lo haces, ¡cuéntamelo! Porque si es mejor que este, debe ser divino.

Los filetes de pollo son siempre una opción de comida rápida y fácil. Incluso los chefs novatos pueden prepararlos sin problemas.

Esta receta no es una excepción. Requiere solo seis ingredientes y está listo en solo 40 minutos.

Además, aumenta las ofertas agregando queso parmesano y ajo. ¿Qué no se podría amar?

¡Este plato tiene toda la frescura brillante de una ensalada César pero con pasta!

Los picatostes crujientes, el aderezo cremoso y el pollo tierno son una excelente combinación.

Agregue un poco de lechuga, pasta y queso parmesano, y será un verdadero placer para la multitud.

Ya sean aperitivos o platos principales, los pimientos rellenos siempre son un acierto. Y estos sin carne son perfectos para tus amigos vegetarianos.

Todavía son tan deliciosos como siempre, con queso, picantes y bien sazonados. Incluso tienen un relleno sustancioso y carnoso, gracias a los garbanzos y la quinoa.

Si te encanta la comida italiana y/o los pimientos, seguramente los apreciarás.

La pasta cajún es una de las mejores pastas que existen. Contiene sabores fuertes como ajo, parmesano y especias cajún. También hay un poco de calor.

Esta pasta cajún es una versión animada del pollo Alfredo. Aunque es mucho mejor.

Y solo lleva 20 minutos hacerlo. No se sorprenda si se convierte en un favorito de la noche a la mañana.

Y finalmente, terminaré con una de las verduras más subestimadas del mundo.

Alcachofas.

Creo que las alcachofas tienen mala reputación porque no necesariamente se ven apetitosas. Eso es increíblemente desafortunado porque saben fenomenal.

Eso es especialmente cierto si los asa a la parrilla con mantequilla, orégano, ajo y queso parmesano.

Puede que estas no sean las cosas más bonitas que hayas comido. Pero créeme cuando te digo que los amarás de todos modos.

Recetas De Queso Parmesano

A %d blogueros les gusta esto: