Saltar al contenido

¿Qué tipo de jamón comprar?

¿Qué tipo de jamón comprar?

El jamón está entre los alimentos joyas de la gastronomía española. Destaca por su increíble sabor, pero también por su variedad de acuerdo a la raza de los cerdos, alimentación o tiempo de curación. El más conocido es el jamón ibérico, que en sí tiene diferentes cortes o tipos. 

En el mercado puedes conseguir distintos cortes de jamón. Están el de pata trasera y paleta, y el de patas delanteras. El precio y tamaño varían de acuerdo a diferentes factores, principalmente si decides comprarlo entero o al corte. Los jamones suelen pesar unos 8 kilos, mientras que las paletas entre 4 y 5 kilos.

Adquiere el mejor jamón

El jamón es un clásico del menú español y se ha utilizado en todo tipo de recetas. Al momento de comprar es importante tener conocimiento de los más conocidos, tanto por su corte como por su sabor y calidad. Adquiere un buen producto prueba con estos estos a continuación:

Jamón de Bellota

Como ya mencionamos, los jamones varían de acuerdo a su alimentación, tipo de cerdo y tiempo de curación. El jamón ibérico, por ejemplo, tiene sus diferencias. El más cotizado es el conocido jamón de bellota, el cual se determina por la alimentación exclusivamente de bellotas a la que es sometido el animal.

El jamón ibérico se toma del corte de carne de las patas traseras del cerdo. Por eso, el jamón de bellota proviene del cerdo 100 % ibérico, raza autóctona a la que se incluye en su dieta, hierbas y raíces. Esta raza de cerdo tiene un largo proceso de selección y adaptación a las condiciones ambientales.

Su sabor depende completamente de su alimentación y ejercicio. El animal requiere de, mínimo, una superficie de una hectárea para un desarrollo favorable. Debe caminar unos 15 kilómetros. Para que pueda engordar un kilo, necesita ingerir 12 kilos de bellotas.

El jamón de bellotas es un alimento bajo en calorías, aporta 50 % más de proteínas que otras carnes y contiene gran variedad de vitaminas. Para lograr la calidad de este jamón, se necesitan cinco años como mínimo, desde su crianza, pasando por el proceso de desarrollo, hasta el proceso natural de maduración.

Jamón de Guijuelo

El lugar de crianza de los animales también tiene su importancia y repercute en el resultado del producto. Los cerdos ibéricos en algunas provincias se benefician de la alimentación más que en otros lugares. Comprar jamón de Guijuelo tiene grandes ventajas, ya que se cuida cada detalle del desarrollo y proceso de curación natural de los jamones.

La alimentación de los animales en Guijuelo se basa en bellotas que brindan encinas y alcornoques de las dehesas ubicadas en Extremadura, Salamanca y Córdoba. En cuanto a la curación, se realiza en los secaderos, entre 36 y 48 meses. Los vientos fríos y secos del invierno y calurosos en verano que provienen de la Sierra de Gredos y Béjar ayudan en el proceso.

Chorizo ibérico

El chorizo ibérico es un embutido hecho con carne de cerdo ibérico. Es de un rojo característico que le brinda su ingrediente más importante, el pimentón. Su forma es alargada y redondeada, ya que embute en la propia tripa del cerdo. Para comprar chorizo ibérico es necesario saber que existen gran variedad de chorizos, de acuerdo a la fase de producción.

Por ejemplo, para la producción del chorizo ibérico estándar es necesario magro y tocino de cerdo ibérico, sal, pimentón y ajo. También se le puede agregar otras especias, sin embargo, las mencionadas son las principales. El proceso de curación se realiza mediante un secado tradicional al aire en un ambiente con la temperatura y humedad idóneas. El tiempo dependerá del tamaño del producto final, tomaría unas 4 y 6 semanas.

También puedes comprar chorizo ibérico de bellota que se elabora de forma artesanal mediante curación larga y pausada. Las carnes elegidas para este chorizo provienen del cerdo ibérico de bellota, junto al ajo, sal y pimentón. Con el chorizo ibérico de bellota se podrá degustar de los sabores de siempre.

A %d blogueros les gusta esto: