Saltar al contenido

Sopa de cebolla napolitana: la receta más sabrosa

La sopa de cebolla es un plato tradicional pobre ideal para calentar en las temporadas más frías del año. Hete aquí de qué manera hacerlo verdaderamente rústico y genuino.

Cuenta la historia de leyenda que una noche, el rey de Francia Luis XV, particularmente hambriento, fue a la estufa y reunió los primeros ingredientes que halló a mano: mantequilla, cebollas y champán. De este modo nació el Sopa de cebolla, plato de culto de la cocina francesa, mas asimismo muy difundido en este país, donde se alimenta de un sinfín de variaciones regionales que se distinguen de la habitual sopa de cebolla.

Cada familia tiene su receta de sopa de cebolla, un plato muy popular asimismo en Campania, si bien no hay una versión oficial real del Sopa de cebolla napolitana. Después de todo, Nápoles es la patria de otro plato que ve a la cebolla como protagonista, o bien la pasta genovesa.

La identidad de la sopa de cebolla napolitana reside sobre todo en el empleo de ingredientes locales, como Cebolla Cobre Montoro, producido entre las provincias de Avellino y Salerno. Una pluralidad de sabor dulce y aromatizado, rica en bellas propiedades organolépticas y capaz para todo género de preparación, desde el consumo crudo hasta las sopas y caldos.

Sopa de cebolla napolitana

La preparación de la sopa de cebolla napolitana es muy sencilla: si te apetece, hazla como el rey Luis XV y busca en la despensa los pocos ingredientes fáciles que precisas. Asimismo es un enorme procedimiento para reciclar pan duro, que absorberá todo el sabor de la sopa y se volverá dulce y sabrosa.

Por supuesto, en todos y cada hogar hay gustos y preferencias diferentes, de ahí que es una receta que todos pueden alterar a su forma. ¡Comencemos con lo básico!

Sopa de cebolla napolitana

Ingredientes para cuatro personas

500 ml de caldo de verduras
350 g de cebollas de cobre Montoro
5-seis tomates cherry (preferentemente Piennolo)
pan duro
Parmesano rallado
aceite de oliva virgen extra
vino blanco seco
pepe
Vender

Procedimiento

Prepara un caldo de verduras tradicional.

Cortar las cebollas por la mitad y cortarlas en rodajas finas. En un cazo calentar un chorrito de aceite de oliva virgen extra, añadir la cebolla y rehogar por unos minutos, hasta el momento en que se ablanden. Añade un tanto de vino y deja que se evapore.

Agregue la mayoría del caldo caliente, los tomates cherry y sazone con S&P. Cocine a fuego lento a lo largo de unos treinta minutos, hasta el momento en que el caldo se reduzca a una consistencia más compacta. Añada gradualmente más caldo si es preciso.

Colocar las rebanadas de pan duro en un plato hondo, salpicar con un chorrito de aceite. Vierta la sopa caliente y sazone al gusto con pimienta, queso rallado y un tanto más de aceite.

Variantes

Por lo general, para enriquecer la sopa de cebolla napolitana, añada el Huevo: sencillamente rómpelos en los últimos minutos de cocción de manera directa en la sopa hirviendo, cocinándolos tal y como si estuviesen escalfados.
Como condimento, asimismo puede emplear otros géneros de queso fibroso y adobar la sopa con yerbas aromatizadas al gusto.

Otra costumbre muy habitual es freír con cebolla asimismo la papada. ¡El resultado va a ser más sabroso y atrayente!

A %d blogueros les gusta esto: