Saltar al contenido

Lasaña de Ina Garten (receta fácil)

Lasaña de Ina GartenLasaña de Ina Garten

Cuando desee comida confortante con un toque de elegancia, recurra a Barefoot Contessa.

Y Lasaña de Ina Garten es un tradicional que vas a hacer una y otra vez.

¿Deseas guardar esta receta? ¡Ingrese su e-mail ahora y le enviaremos la receta de forma directa a su bandeja de entrada!

Primer plano de lasaña de pavo de Ina Garten en un plato blanco

Ina Garten es la Reina no oficial de los Hamptons. Ella irradia estilo y gracia, ¡y su cocina asimismo!

Y permíteme decirte que esta lasaña de pavo encaja con el tema.

Es repelente, sustancioso y exquisitamente exquisito.

En serio, la lasaña de Ina Garten es rica, sabrosa y completamente confortante. Te va a encantar.

Receta de lasaña de pavo de Ina Garten

Seguro que te preguntas qué es precisamente lo que hace que esta lasaña sea tan singular. Singularmente cuando hay tantas recetas de lasaña por ahí.

Bueno, hay 5 razones, para ser precisos.

En primer sitio, esta receta emplea salchicha de pavo italiana en vez de carne de res o cerdo. Está repleto de sabor, mas es considerablemente más ligero y magro (¡asimismo conocido como saludable!).

Eso quiere decir que no se va a sentir apabulladoramente pesado si «accidentariamente" come 3 rebanadas.

Las otras 4 razones se pueden resumir rápidamente: ricotta, queso de cabra, parmesano y mozzarella.

Sí, has leído bien. Esta exquisita lasaña está cargada con CUATRO géneros de queso.

Cada uno tiene un sabor diferente que marcha bien con el resto.

En combinación con los tomates, los fideos y los condimentos, cada mordisco está de manera perfecta equilibrado.

¿Deseas guardar esta receta? ¡Ingrese su e-mail ahora y le enviaremos la receta de forma directa a su bandeja de entrada!

Rebanada de lasaña de pavo Ina Garten

Ingredientes de la receta de lasaña de Barefoot Contessa

Esto es lo que precisarás para hacer la lasaña de Ina:

  • aceite de oliva – Sofreír las verduras para la salsa. Me agrada el aceite de oliva virgen extra, mas podrías utilizar aguacate o cualquier aceite neutro si es lo que tienes a mano.
  • Alliums – En específico, las cebollas amarillas y el ajo. Cada receta salobre precisa sus alliums para el sabor y la alimentación. ¡Y lo fresco siempre y en toda circunstancia es lo mejor!
  • Salchicha De Pavo Italiana – Tiene gran sabor, con poca grasa. Use salchicha suave o picante, conforme sus gustos.
  • Tomates – Usarás tomates desmenuzados y pasta de tomate para conseguir el máximo sabor.
  • Hierbas y Condimentos – Necesitarás perejil fresco y albaca fresca para esta receta. Además de esto, sal y pimienta, como es lógico.
  • Fideos de lasaña – Use su marca preferida y escoja fideos blancos, de trigo integral, sin gluten o aun de garbanzos para conseguir proteínas auxiliares si lo quiere.
  • Queso – Lasaña sin queso es una blasfemia. Y esta receta requiere queso de cabra, ricotta, parmesano y mozzarella.
    • Sustituya el queso de cabra por ricotta auxiliar si no le agrada el sabor.
    • Agregue un tanto de queso azul si le agrada verdaderamente picante.
    • Si no puede hallar ricota, el requesón es un substituto fabuloso.
  • huevo – El huevo actúa como agente aglutinante para sostener unido el relleno de queso. Asimismo añade proteínas y un tanto de rico sabor.

Cómo hacer lasaña de pavo de Ina Garten

Si alguna vez has hecho lasaña ya antes, esto habría de ser muy simple. Dicho esto, es una brisa de todas formas.

1. Prepare la fuente para enhornar y precaliente el horno.

Precaliente el horno a cuatrocientos grados Fahrenheit (doscientos cinco °C) y salpique tenuemente una fuente para enhornar de nueve × trece pulgadas con aceite en spray.

(Asimismo puede utilizar dos moldes de ocho × ocho pulgadas o recortar la receta por la mitad y utilizar un molde de ocho × ocho pulgadas).

2. Reúna todos y cada uno de los ingredientes y pese/mida todo.

Picar la cebolla y el ajo, laminar la mozzarella y, si el chorizo ​​de pavo viene en tripa, retirar asimismo.

La razón por la que deseas que todo esté listo y medido (la mise en place) es a fin de que sepas que lo tienes todo.

¡Lo último que quiere es llegar a la mitad de la cocción y percatarse de que no tiene (o no tiene suficiente) un ingrediente clave!

3. Hacer la salsa de carne.

Caliente el aceite de oliva en una sartén grande, entonces añada las cebollas picadas y cocínelas hasta el momento en que estén trasparentes.

Agrega el ajo y cocínalo hasta el momento en que esté fragante (cerca de dos minutos).

Desmenuce la salchicha italiana en la sartén y dórela a lo largo de unos diez minutos. Cuando ya no esté rosado, añada la pasta de tomate y los tomates desmenuzados.

Agregue 1 1/2 cucharaditas de sal y 1/2 cucharadita de pimienta. Entonces espolvorea dos cucharadas de perejil y toda la albaca.

Deje que la salsa hierva a fuego lento a lo largo de quince a veinte minutos.

4. Remoja los fideos, mas no los cocines.

Agregue agua caliente a un tazón grande y remoje los fideos de lasaña a lo largo de veinte minutos. Remuévelos en ocasiones a fin de que no se peguen.

Después de veinte minutos, escúrrelos y déjalos a un lado.

5. Hacer el relleno de queso.

Mezcle la ricota, el queso de cabra y 1 taza de queso parmesano en un recipiente aparte hasta el momento en que esté prácticamente uniforme y mezclado.

Bate tenuemente el huevo en un tazón pequeño, entonces mézclalo con el queso con el resto del perejil.

Sazone con el resto de la sal y la pimienta y revuelva hasta el momento en que se forme una mezcla compacta. Hazlo a un lado.

6. Montar la lasaña.

Vierta más o menos una tercera parte de la salsa de carne en el fondo de la fuente para enhornar. Extiéndelo de forma uniforme sobre el vidrio a fin de que no se vea nada.

A continuación, ponga la mitad de los fideos de lasaña sobre la salsa. Prosiga eso con la mitad de las rebanadas de queso mozzarella y después la mitad de la mezcla de ricotta.

Extienda otro tercio de la salsa de carne sobre la ricota. Y después hazlo todo nuevamente.

Terminarás con el tercio final de la salsa encima.

Tome el 1/4 de taza sobrante de queso parmesano y espolvoréelo sobre la salsa de carne. Ahora, está ya listo para enhornar.

7. Enhorna la lasaña, sin tapar, a lo largo de treinta minutos..

Está listo cuando el queso está pegajoso, la salsa está burbujeante y la parte superior está dorada.

¡Tu cocina asimismo debe olfatear completamente fabulosa!

Dejar descansar de cinco a diez minutos y servir la lasaña tibia.

Lasaña de Ina Garten en una fuente de vidrio para hornear

Cómo preparar lasaña con anticipación

La lasaña de Ina Garten es un plato fabuloso para preparar anticipadamente. Y existen algunas formas de hacerlo.

1. Prepare todo el plato uno o un par de días antes que lo necesite.

Prepara la lasaña conforme las instrucciones, mas no la enhornes. En su sitio, envuelva el plato en plástico y papel de aluminio y guárdelo en el refrigerador.

Luego, deje que alcance la temperatura entorno a lo largo de unos treinta minutos ya antes de enhornar.

2. Prepara la mezcla de salsa y queso, mas no armes la lasaña.

Haga la salsa como se señala, mida y mezcle todos y cada uno de los quesos (no el huevo). Entonces, guarde todo en recipientes herméticos hasta un par de días ya antes.

Deje que los ingredientes alcancen la temperatura entorno a lo largo de treinta minutos, entonces ensamble la lasaña y hornee.

Prepara los fideos mientras que la salsa y el queso se calientan en la encimera.

3. Prepare y hornee la lasaña, entonces enfríe y congele para después.

Haga la receta conforme las instrucciones, entonces hornee hasta el momento en que esté dorada y burbujeante.

Deje que todo el plato se enfríe a lo largo de más o menos una hora, entonces póngalo en el refrigerador hasta el momento en que esté totalmente frío.

Cuando esté frío, envuelva todo el plato en plástico y papel de aluminio. Entonces póngalo en el congelador por hasta tres meses.

Cuando esté listo para comerlo, cocínelo congelado, cubierto con papel aluminio, a lo largo de más o menos una hora. Entonces cocine sin tapar a lo largo de quince-veinte minutos.

O descongele a lo largo de la noche y hornee como siempre.

Consejos para la mejor lasaña

La lasaña es un plato bastante simple. ¡Mas aún tengo ciertos consejos para cerciorarme de que tu plato sea exquisito!

Deje que los ingredientes refrigerados alcancen la temperatura entorno ya antes de emplearlos.

Sí, aun tu carne. Dejame explicar…

La carne fría se encoge cuando la cocinas, haciéndola seca y dura. Al contrario, la carne a temperatura entorno se cocina de forma más uniforme y se sostiene agradable y jugosa.

Entonces, deje la salchicha de pavo en el mostrador a lo largo de unos treinta minutos (no más de una hora). Un tanto más y se va a echar a perder.

Esto asimismo es cierto para la ricota, el queso de cabra y el huevo. Se mezclarán más uniformemente si están a temperatura entorno.

Use fideos de lasaña sin hervir en vez de los fideos tradicionales.

Esto te ahorrará el paso de remojarlas. De esa forma, puede añadirlos de forma directa a la sartén.

Consulte la caja de fideos para conocer los ajustes de calentamiento/tiempo que deban efectuarse.

Cómo eludir la lasaña espesa

1. Deja que la salsa de carne se espese. – está integrado en los pasos por una razón. Si pasados ​​los veinte minutos prosigue líquido, deja que se prosiga cocinando.

Se reducirá tras un tiempo y se volverá agradable y espeso.

2. escurrir los fideos. Una vez más, es una parte de los pasos por una razón.

Si no escurres los fideos apropiadamente, incorporarás humedad al plato.

3. No uses chorizo ​​de cerdo o de res. Estos son muy grasosos y van a hacer que tu lasaña esté más húmeda.

Dicho esto, puede cocinar y escurrir el exceso de humedad si lo quiere. Mas realmente, ¡la salchicha de pavo es igualmente sabrosa!

Agregue azúcar a la salsa y vino tinto a la carne.

Mezcle 1-dos cucharadas de azúcar blanca en la salsa de tomate cuando añada los tomates. Esto ayuda a reducir la acidez y añadir equilibrio.

Además, añada un chorrito de vino tinto a la salsa de carne para conseguir un sabor extra rico.

Asegúrate de que el plato esté cocido ya antes de sacarlo del horno.

Inserta un mondadientes en el centro de la lasaña para cerciorarte de que los fideos estén listos. Si pasa sin resistencia, ¡estás listo para seguir!

Lasaña de pavo de Ina Garten en un plato blanco

Cómo guardar y recalentar las sobras de lasaña

¡Las sobras de lasaña son las mejores! Si tienes alguno, eso es.

Por suerte duran bastante en la nevera, así que puedes gozar de este fantástico plato el resto de la semana.

Deje las sobras en la sartén o muévalas a un recipiente hermético.

Si los dejas en la sartén, asegúrate de envolverlos bien. No deseas que la lasaña se seque.

De cualquier forma, guarde las sobras en el refrigerador hasta por cinco días.

Para recalentar, corte rebanadas individuales y caliéntelas en el microondas.

O tu puedes recaliente toda la sartén en el horno a trescientos cincuenta grados Fahrenheit hasta el momento en que esté templados y burbujeante.

Esta vez desearás cubrirlo con papel aluminio, ya que se va a calentar más veloz y puede quemarse encima si no lo haces.

Cómo congelar lasaña

Cubrimos esto un tanto en la sección precedente, mas ahondemos un tanto más. ¡Tras todo, preparar una lasaña va a hacer que la semana próxima sea considerablemente más simple!

Durará hasta tres meses en el congelador.

Cómo congelar lasaña al horno

Puedes congelar lasaña al horno de dos formas. Y en las dos situaciones, la lasaña (y la sartén) deben lograr la temperatura entorno ya antes de congelarse.

Congele la lasaña en porciones pequeñas o rebanadas individuales. Añada cada porción a un recipiente hermético capaz para el congelador. Entonces, congela.

Vuelva a calentar las porciones en el microondas.

En segundo sitio, puede congelar todo el molde de lasaña al horno. Envuelva un par de veces la fuente para enhornar en una envoltura de plástico y papel de aluminio. Entonces congélelo hasta el momento en que esté sólido.

Cuando esté listo para recalentar, deje que la lasaña se descongele en el refrigerador a lo largo de la noche.

Hornee en un horno a trescientos cincuenta grados Fahrenheit (temperatura más baja) hasta el momento en que se caliente por completo. Esto va a tomar de treinta a cuarenta y cinco minutos.

Cómo congelar lasaña sin hornear

También puedes congelar la lasaña ya antes de enhornarla.

Simplemente prosiga las instrucciones para preparar la lasaña. Si bien aconsejo aguardar para montar la lasaña hasta el momento en que la salsa de carne se haya enfriado.

Asegúrese de que el plato de lasaña sea capaz tanto para el congelador para el horno. Entonces envuelva el plato en una envoltura de plástico, seguido de papel de aluminio.

Si su fuente para enhornar tiene una tapa, utilícela asimismo. ¡No deseamos ninguna quemadura por congelación!

Cuando sea la hora de lasaña, puedes cocinarla de dos formas.

  • Sácalo del congelador y déjalo descongelar a lo largo de la noche en la nevera. Entonces, hornee conforme las instrucciones.
  • Coloque la lasaña en el horno de forma directa congelada y cocínela (tapada) a cuatrocientos grados Fahrenheit a lo largo de cuarenta y cinco a sesenta minutos.
  • Más recetas de Ina Garten que te encantarán

    Ensalada de pasta Ina Garten
    Gambas al ajillo Ina Garten
    Ensalada De Pollo Ina Garten
    Pastel de carne de Ina Garten

    Lasaña de Ina Garten

    A %d blogueros les gusta esto: