Saltar al contenido

Galletas de Mantequilla Suecas (Receta Tradicional)

Galletas de mantequilla suecasGalletas de mantequilla suecasGalletas de mantequilla suecas

Ah, el crujido mantecoso y la bondad que se derrite en la boca de Galletas de mantequilla suecas.

No es de extrañar por qué estos deliciosos bocados han sido un placer querido durante siglos.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Hay algo especial en esta galleta atemporal. Activa todo tipo de sentimientos nostálgicos y reconfortantes de la comida.

Galletas de mantequilla suecas caseras con galletas de mantequilla

Desde reunir los ingredientes hasta darles forma y hornearlos. Todo el proceso es simplemente mágico.

Además, es una tarea fácil que requiere un esfuerzo mínimo pero que produce resultados divinos.

En otras palabras, si desea agregar una nueva receta a su repertorio, no puede equivocarse con estos.

Las galletas de mantequilla suecas son absolutamente tan buenas como parece.

Galletas de mantequilla suecas

Si no está familiarizado con las galletas de mantequilla suecas, le espera un verdadero placer. Estás a punto de experimentar un poco del sabor del cielo.

Y puedes prepararlos con tan solo seis ingredientes.

En resumen, estas galletas son difíciles de superar, especialmente por ser tan simples de hacer.

El sabor también es solo una parte de lo que los hace geniales. También se ven increíbles, pero la textura está fuera de este mundo.

El mismo acto de comer estas galletas es placentero. No sé ustedes, pero para mí, estos muchachos son el paquete completo.

Ingredientes de la galleta de mantequilla sueca: mantequilla, azúcar, jarabe de arce, harina, bicarbonato de sodio, azúcar glas

Ingredientes

Esto es lo que necesitará:

  • manteca. El sabor a mantequilla de estas galletas es lo que las hace tan buenas. Yo uso mantequilla salada para ese toque extra de sabor. Asegúrese de dejar que se ablande a temperatura ambiente antes de agregarlo.
  • Azúcar. Las galletas simplemente no serían galletas sin la dulzura que proporciona el azúcar. Junto con la mantequilla, el azúcar es lo que hace que estas galletas sean geniales.
  • miel de maple. Aunque el jarabe agrega algunas notas ricas de sabor, es más por la textura. Agregar jarabe ayuda a mantener las galletas unidas y mejora su textura natural.
  • Harina. La harina para todo uso funciona bien para esta receta. Agrega estructura y peso a las galletas.
  • Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio asegura que las galletas sean ligeras y esponjosas, casi delicadas. El bicarbonato de sodio, la harina y el jarabe de arce crean una textura inolvidable.
  • Azúcar de repostería. Espolvorea las galletas con azúcar glas para darle un toque extra de decadencia. También los hace lucir más bonitos.

Con esos seis ingredientes simples, puedes hacer algo irresistible.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Cómo hacer galletas de mantequilla

Estas galletas son increíblemente simples de hacer. ¡Apenas sudarás al prepararlos! Esto es lo que harás:

1. Precalentar el horno. Desea darle suficiente tiempo para que se caliente antes de pegarle las galletas. Si lo hace, se asegurará de que se horneen de manera uniforme.

2. Use dos tazones para mezclar los ingredientes. En un tazón, combinarás la mantequilla y el azúcar. Continúe batiéndolos juntos hasta que tenga una mezcla esponjosa, luego agregue el jarabe.

Mezcla la harina y el bicarbonato de sodio en un recipiente aparte. Luego, combine las dos mezclas y revuelva bien. Deberías tener masa para galletas cuando termines de mezclar.

3. Da forma a los troncos. Crea ocho registros de galletas con la masa. Comenzará separándolos en ocho bolas distintas de masa. Luego, forma esas bolas en troncos.

4. Hornear. Agregue los troncos a una bandeja para hornear sin engrasar y hornee por 25 minutos. Los troncos se aplanarán y se volverán de color marrón claro cuando estén listos.

5. Rebanar, azúcar y servir. Corta los troncos en galletas. Permita que esas galletas se enfríen antes de espolvorearlas con azúcar glas. Entonces, ¡están listos para que los disfrutes!

Galletas de mantequilla suecas crujientes y mantecosas

Cómo almacenar

Almacenar estas cookies es tan fácil como hacerlas.

Simplemente puede colocarlos en recipientes herméticos o bolsas Ziploc y dejarlos en el mostrador.

Deberían durar hasta una semana, posiblemente más.

La congelación es otra opción. Colóquelos en un recipiente hermético y apto para el congelador.

Escriba la fecha en el recipiente y guárdelos en el congelador hasta por 3 meses.

Consejos para las mejores galletas

Aquí hay algunos consejos finales para estas cookies:

  • Hacer la masa con anticipación. También puedes envolver la masa sin hornear en papel de aluminio y congelarla. También durará unos 3 meses.

Use una envoltura de plástico si solo lo va a poner en el refrigerador. Pero ten en cuenta: solo durará de 3 a 4 días. Después de eso, tendrás que hornearlo.

  • Sírvelos con té caliente, café o cacao. Estas galletas saben mejor cuando se combinan con algo tibio. También disfrutarás sumergiéndolos en la bebida caliente.
  • Agregue un poco de sabor extra o coberturas. Si lo desea, puede agregar un poco de vainilla o extracto de almendras a la receta.

También puede disfrutar cubriéndolos con nueces o cerezas al marrasquino.

  • Use jarabe de maíz en lugar de jarabe de arce. ¿No tienes sirope de arce a mano? ¡Ningún problema! Use jarabe de maíz en su lugar. No cambiará mucho el sabor y la textura seguirá siendo la misma.

Galletas de mantequilla suecas

A %d blogueros les gusta esto: