Saltar al contenido

Cómo cocinar pasta al dente de 6 formas alternativas

Pasiva, exprés, doble, campana, olla a presión o bien risotto: ¿has probado alguna vez estos métodos de cocción de pasta? Te las explicamos acá, por el hecho de que ahorran agua, gas y tiempo.

«al denteEs la expresión que abarca la manera italiana de pasta. Esta clase de cocina se estableció en Italia tras la Segunda Guerra Mundial y se afianzó claramente en mil novecientos sesenta y siete, cuando la ley de pureza sobre Pasta define entre los factores de su calidad eluso de trigo duro solamente es un nivel mínimo de proteína. Hasta la primera mitad del siglo veinte, solo la pasta más fina estaba compuesta solamente de trigo duro, materia prima que la hace más tenaz, al paso que en las variaciones más habituales no era extraño hallar porcentajes de trigo blando superiores al cincuenta%, con un impacto obvio en la consistencia y la masticación.

Al dente o bien scotta: una cuestión de equilibrio entre almidón y gluten

La pasta se compone eminentemente de almidón (hidratos de carbono) y también gluten (proteínas). En contacto con el agua, las proteínas crean gluten, el «cemento» que estructura la pasta y retiene su almidón. Cuanto mayor sea la retención de gluten, menos almidón se escapará de la pasta a lo largo de la cocción. Esto Equilibrado es lo que marca la diferencia entre un sostenido al dente es un pasta cocida. En verdad, un tanto de almidón ayuda a que la pasta se adhiera a la salsa, mas no habría de ser demasiado, en tanto que va a hacer que la pasta se vuelva pegajosa.

La pasta debe abalanzarse alagua hirviendo: cuanto más caliente esté el agua, más veloz va a ser absorbida por la pasta de hidratación. de esta forma el calor va a llegar de manera rápida al centro de la pasta y se cocinará uniformemente.

Bueno saber: al dente es más saludable

Clavo pasta bien cocida, al dente, es asimismo un pasta más saludable por el hecho de que tiene un menor impacto en el índice glucémico y una menor estimulación de la producción de insulina. La digestión se vuelve más lenta, como la absorción de glucosa que forma el almidón: el resultado es un índice glucémico más bajo.

Pasta al dente: seis métodos alternativos de cocción

Según una investigación de Doxa para fabricantes de pasta de la Unión Alimenticia Italiana, en dos mil veinte 1 italiano su 3 (treinta y dos%) ensayó con nuevos métodos de cocción de la pasta, incluidos el sabor, el ahorro y la sostenibilidad ambiental. ¿Te preguntas qué son? ¡Acá estás!

1. Cocción pasiva

La cocción pasiva de pasta marcha así: echamos la pasta en agua hirviendo y cocine a lo largo de dos minutos una vez que se reanude la ebullición, Entonces apagamos Fuego. Nosotros cubrimos y dejar cocer la pasta pasivamente en agua, sin pérdida de calor, a lo largo de los minutos sobrantes conforme los tiempos de cocción indicados en el bulto.

2. Cocina exprés

Para quienes agradan de la pasta prácticamente «cruda», este es el procedimiento de cocción ideal. La pasta se hierve mas se escurre. uno o bien 2 minutos ya antes de cocinar indicado en el embalaje. Entonces se acaba la cocción en la sartén con el condimento.

Penne de té ahumado con salmón y vodka

3. Pasta de risotto

¿Alguna vez ha intentado hacer el pasta de risotto? Proceda para un risotto vertiendo la pasta y la salsa en una cacerola y añadiendo gradualmente agua a lo largo de la cocción. De este modo, el sabor de los ingredientes que sazonan nuestro plato se potencia conforme se libera. más almidón, lo que hace que los condimentos sean más envolventes. Sin embargo, son precisas 3 precauciones: el líquido de cocción se debe añadir poquito a poco y siempre y en toda circunstancia hirviendo para sostener la temperatura constante; la masa debe agitarse de forma continua para facilitar la liberación del almidón preciso para la capacitación de la crema; La pasta más compacta debe precocerse en agua hirviendo a lo largo de la mitad del tiempo de cocción requerido. Este procedimiento de cocción es conveniente para pastas con salsas no demasiado fuertes, que requerirían diferentes tiempos de cocción, como la pasta con ajo, aceite y chile, o bien la pasta con almejas.

4. Cocción doble

Se trata de cocinar en 2 instantes diferentes. Más o menos 2 o bien 3 horas ya antes de sentarnos a la mesa, cocinamos la pasta a lo largo de la mitad del tiempo indicado. Entonces escurrimos la pasta en un cazo con un un chorrito de aceite, dejar enfriar (preferentemente en un abatidor) y lo guardamos en el refrigerador cubra la sartén con una película. Cuando debamos servir la pasta, verterla un minuto (o bien medio) en agua hirviendo, condimentar y llevar a la mesa.

5. Cocinar la campana

Para la cocción de campana, procedemos de la próxima manera: 2 tercios del tiempo de cocción, la pasta ha de estar bien escurrida, transferida a una ensaladera y sellada con largo transparente. La película se hinchará «como una campana» y la cocción se acabará en seco. De este modo la pasta se sostendrá íntegra, buena y al dente aun para el día después. El único truco: prefiere formatos pequeños y cortos.

6. En una olla a presión

¿Alguna vez ha pensado en cocinar pasta en el olla de presión? Todos y cada uno de los ingredientes se ponen en una cacerola, con cien ml de agua en vez del litro preceptivo por cien gramos de pasta. Se tarda unos once minutos desde el principio de la cocción. Pruébelo: empleará menos agua, menos gas, un octavo de la sal que en general precisa y una olla en vez de 2 (que asimismo deben lavarse).