Saltar al contenido

30 recetas fáciles de albóndigas de todo el mundo

Recetas De AlbóndigasRecetas De AlbóndigasRecetas De Albóndigas

Si buscas algo veloz, rico y sustancioso para servir a tu familia, debes probar estos fenomenales recetas de albondigas.

Quiero decir, ¿hay algo más polivalente que una albóndiga? Puede emplear carne molida de pavo, pollo, cerdo, res e inclusive venado. Y después está la salsa.

¿Deseas guardar esta receta? ¡Ingrese su mail ahora y le enviaremos la receta de manera directa a su bandeja de entrada!

30 recetas fáciles de albóndigas de todo el mundo con espagueti y albóndigas caseros

Por lo general, puede quedarse con algo lleno de tomates, mas ¿por qué no salir de la caja y probar algo dulce o picante en su sitio?

Desde Italia y Suecia hasta Grecia y Marruecos, estas recetas de albóndigas de todo el planeta están acá para probar que son buenas para algo más que un simple emparedado.

¡No seas un bocadillo idiota y prueba estas albóndigas ya!

Estos bebés dorados son restallantes por los bordes y tiernos por la parte interior, mas ¿aguardarías algo menos de un profesor chef?

Hecho con una mezcla de carne molida de res y cerdo, todo cuanto precisa es lo básico para servir este platillo digno de un restorán.

Mamma mia, estas albóndigas cocinadas a fuego lento son el camino a mi corazón.

Usando una mezcla de carne molida y filete, esta receta asa las albóndigas en el horno y después las acaba en la estufa con una salsa de tomate casera.

¡El resultado es un mordisco que se funde en la boca suficientemente bueno para competir con el plato de tu nana!

¿Quién afirmaría que una tienda de muebles podría comenzar una tendencia gastronómica como esta? Aun si no has tenido el OG, ¡sabes de dónde son!

Atrás quedaron los días de ir de compras solo para gozar de una comida increíble pues esta receta contesta de forma perfecta el plato popular.

Es una mezcla de carne molida de res y cerdo que se fríe y se acaba en el horno ya antes de nadar en una salsa decadente para servir. ¡mmm!

Estos son ideales para servir con palillos e aspirar de forma no tan sutil con tu prima en una celebración familiar de Navidad.

¿Deseas guardar esta receta? ¡Ingrese su mail ahora y le enviaremos la receta de manera directa a su bandeja de entrada!

¿Menté que se hacen en menos de veinte minutos? ¡No podría meditar en un mejor plato de comida compartida!

Esta receta usa albóndigas congeladas marinadas en piña, salsa de soja y condimentas para darle un toque picante.

Cambia tus piscolabis a la hora del juego este año con albóndigas simples al estilo búfalo.

Estas bellezas horneadas están hechas con carne de venado molida y se mezclan con una salsa de búfalo tradicional que contiene salsa picante roja de Frank, mantequilla y miel.

Sirva con apio y queso azul para humedecer, ¡y no olvide las siestas húmedas!

Si eres un entusiasta de una comida de una sola sartén, esta cacerola es el Taj Mahal de las cenas vagas.

Olvídese de hervir la pasta; sencillamente mezcle fideos crudos, albóndigas congeladas, marinase en frasco y toneladas de queso en una fuente para horno con un tanto de agua, y deje que su horno haga el trabajo.

Termina las labores de la casa, pasea a tu cánido, demonios, encaja en una sesión de yoga mientras que tu comida se cocina sola.

¡Las albóndigas están hechas para estar en sopa, bajo mi punto de vista!

No hay solamente confortante que unas jugosas albóndigas rodeadas de un caldo rico y concluyentes.

Esta receta marcha con albóndigas de cerdo y res y está llena de yerbas frescas, verduras y pasta orzo.

Los giroscopios de albóndigas combinan todos y cada uno de los sabores tradicionales de Grecia en la palma de tu mano.

Se cubren con salsa tzatziki, pepino fresco y ensalada de tomate y se envuelven en una pita tibia para un almuerzo saludable o una cena ligera.

Al demonio con la espera para la cena, pongo esta proteína picante y llena de sabor en mi plato de desayuno así como dos huevos fritos.

Con su mezcla de carne molida y chorizo ​​de cerdo de España mezclado con queso cheddar y cebolla morada, lo desearás para el desayuno, el almuerzo y la cena.

Si eres un amante del queso, como , te enamorarás completamente de este ziti horneado con burrata.

Las albóndigas se secan en una sartén y se cocinan en vino tinto ya antes de concluir en la salsa marinase.

Transfiere todos y cada uno de los productos a una fuente para horno y sumérgelos en pedazos de burrata para un festín que le encantaría a cualquier conocedor de quesos.

Cualquier comida que use salvia consigue un sigiloso «wow" de mí. Es una yerba tan valiente, y creo que la gente se siente intimidada para probarla.

Pero este plato canta con solo unos pocos ingredientes, como ajo picado, salvia fresca y mantequilla dorada.

Suena muy elegante, mas es muy simple de dominar.

Si puede ver yerbas y condimentas asomándose de la albóndiga, va a saber que es buena receta.

Y estos bebés están cargados de menta, perejil, comino y más.

Son idóneos para un piscolabis estilo mezze o conjuntados con arroz pilaf para una cena rebosante.

Esta es una genial opción para esas noches ocupadas en las que llegas tarde a casa y solo deseas algo veloz y sabroso.

Tome albóndigas congeladas, cocínelas en una olla con salsa Joe descuidada envasada y póngalas en un pan torrado.

¡Ah, y no olvides el queso cheddar encima!

Estarás sentado con un mordisco de comida en solo treinta minutos.

Me encantan las papas al horno, y me agradan al estilo británico, con frijoles al horno y MUCHO queso.

Dicho esto, esta receta podría hacerme cambiar de parecer.

Las albóndigas frescas se fríen y se cuecen a fuego lento en marinase ya antes de ponerse entre las paredes de una batata horneada esponjosa.

¿Qué tan increíble suena eso?

Esta receta tradicional de spaghetti y albóndigas es idónea para sorber al estilo de La dama y el indigente.

Mezclar carne molida con salchicha italiana crea una increíble explosión de sabor, y precisarás un babero para atravesar estas gigantes albóndigas.

Agréguelos a los fideos frescos cubiertos con marinase y sírvalos en platos pesados: este plato significa negocios.

Tres ingredientes en la olla de cocción lenta son todo cuanto precisas para preparar este dulce plato de albóndigas.

Usarás albóndigas congeladas y las cubrirás con jugo de piña y salsa BBQ. Entonces, para darle más dinamismo, añadirá aros de piña encima.

El producto final son albóndigas agridulces que son flexibles y adictivas.

El pavo molido es una genial opción saludable, ya que contiene menos grasa mas aún tiene mucho sabor.

Llenas de yerbas frescas y condimentas, estas albóndigas se pueden enhornar o freír y combinan bien con cualquier guarnición.

Las albóndigas de pollo son idóneas para los puntillosos y una enorme adición a un plan de comidas bajas en calorías.

Tienen un perfil de sabor neutro y son simples de guardar y congelar.

Póngalos en su sopa preferida o cómalos con puré de papas con coliflor y una guarnición de verduras asadas.

El cordero puede ser simple de cocinar en demasía, por lo que cuesta tanto en los restaurants. Mas es considerablemente más simple hacerlo bien en casa cuando empleas cordero molido.

Entonces, hacer albóndigas de cordero es casi un jonrón. Consigues todos y cada uno de los fabulosos y valientes sabores del cordero, y tienes garantizada la humedad en todos y cada mordisco.

Mezclado con ajo picado, condimentas y iogur heleno, este plato es tan refinado como sabroso.

¿Buscas un sabor italiano tradicional con un toque diferente? Prueba estas albóndigas rellenas de mozzarella.

Son verdaderamente una comida en sí, por lo que se pueden gozar solos o con una ensalada ligera y pan de ajo.

La cocina marroquí es famosa por su capacidad para crear perfiles de sabor dulce y ahumado que son propios de Oriente Medio.

Esta receta cumple con el uso de albaricoques secos, menta y hojas de perejil.

Las albóndigas te transportarán al desierto y te alimentarán como un vaso de agua fría.

Estas albóndigas de pavo son una cosa obvia para los padres: qué forma tan creativa de introducir verduras, ¿verdad?

Siéntase libre de decir sí a esa doble ración de puré de papas pues cubrió esas macros; estas albóndigas están rellenas de calabacín y queso parmesano.

Si te sientes agotado con los emparedados de salchicha italiana y la pasta, reinvéntalos con este ocurrente plato.

Hornee en el horno y sirva con salsa marinase y su elección de guarniciones para una cena épica entre semana.

Cambia tu sopa de tortilla semanal por este sabroso guiso de albóndigas. Esta receta es como una versión latina de la sopa de bodas italiana.

Relleno con pedazos de patata y calabacín en un caldo a base de tomate, este plato está cubierto con unas gotas de lima y está acá para mudar tu martes de tacos a lunes de albóndigas.

Este es el género de plato que aguardaría en una costosa comida de 6 platos.

Usando garbanzos, remolacha, salsa de rábano picante y menta fresca, sus ingredientes convierten las albóndigas en una experiencia gastronómica de primer nivel.

Hornee y sirva con pitas recién hechas para llenar este lujoso plato.

He probado todas y cada una de las carnes molidas conocidas por el hombre, y ahora voy a probar que las albóndigas sin carne son una fuerza a tener en consideración.

Aprovechando el rico sabor de los frijoles negros, esta receta usa la nuez de las semillas de girasol y el sabor fuerte de la salsa Worcestershire para crear un sabor impresionantemente sustancioso.

Sirva en salsa de tomate con pasta o puré de papas para una comida vegana que no lo va a dejar con apetito.

Creo que este plato fue hecho en un laboratorio por un científico orate pues este plato de arroz es un fenómeno de la naturaleza.

¡De la mejor forma posible, como es natural!

Saboree las albóndigas de cerdo rellenas con pasta de limoncillo, pasta de chile y salsa de pescado.

Acostado sobre una cama de quinoa y cubierto con zanahorias en escabeche y mahonesa picante, esto es lo más lejos que se puede hallar de ese submarino italiano.

No se detenga en una simple pasta al pesto; ¡Infúndelo asimismo en tus albóndigas!

Estos exquisitos orbes están hechos con pollo molido, chalotes, pesto de albaca y queso parmesano rallado para una comida tan divino.

¿Por qué detenerse en la carne o sin carne? ¡Los mariscos asimismo marchan en esta presentación compacta!

Combine la carne de cerdo y las gambas picadas en un caldo de salsa hoisin, salsa de ostras, caldo de res, limoncillo y jengibre.

Sé; es un sabor bastante aromatizado y robusto.

Este plato es afín a una sopa wonton sin la cubierta de masa.

Concluyamos el resumen con el más querido de todos y cada uno de los platos de albóndigas: el sub de albóndigas.

Todo está en la presentación para mí, y un bollo de hoagie torrado con mantequilla, ajo y es digno de Instagram.

Agregue albóndigas frescas o congeladas cubiertas con salsa marinase gruesa y cubra con mozzarella para conseguir un emparedado que exuda calidad de estrella.

Recetas De Albóndigas

A %d blogueros les gusta esto: