Saltar al contenido

25 recetas de melaza desde galletas hasta helados

Recetas de melazaRecetas de melaza

Estos dulces, pegajosos y maravillosamente oscuros recetas de melaza son sorprendentemente versátiles.

Por supuesto, no puedes equivocarte con las galletas de jengibre masticables: son un elemento básico de las fiestas que a todos nos encanta. Pero, ¿alguna vez has probado el aderezo para ensaladas de melaza?

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

25 recetas de melaza con galletas de melaza blanda

Hay algo tan casero en cocinar con melaza, ya sea que te guste oscuro, claro o en algún punto intermedio.

Afortunadamente, esta lista lo tiene todo, incluidas algunas recetas de melaza que podrían sorprenderlo.

¡Hagámoslo!

¡Las galletas de melaza suaves y esponjosas, con solo un toque crujiente, son un regalo perfecto para las fiestas!

Obtendrá una delicada mezcla de azúcar y especias cuando tome su primer bocado. Y la melaza agrega la cantidad correcta de masticabilidad.

Cada bocado es muy suave y prácticamente se derrite en la boca.

Creo que la mejor comida reconfortante es una galleta espesa, cálida y pegajosa. ¡Y estas galletas crujientes de naranja ciertamente cumplen con los requisitos!

Son suaves y masticables por dentro, con una capa exterior ligeramente crocante y crocante.

Entre la delicia de la naranja picante y la melaza pegajosa, el sabor es deliciosamente complejo y rico.

Cada galleta está repleta de especias para un toque satisfactorio que hará cosquillas en tus papilas gustativas de la mejor manera posible.

Este pastel invertido llenará tu cocina con el delicioso olor de las peras y el pan de jengibre.

Es espeso, húmedo, cubierto con peras caramelizadas y mezclado con melaza.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Te sorprenderá la capa de pera oculta cuando la voltees.

Se ve hermoso por sí solo, pero se verá increíble con una cucharada de crema batida.

El aderezo de melaza de granada es una salsa dulce y picante que es fácil de preparar en casa.

Sus sabores son similares a la vinagreta balsámica, solo que más rica y mucho más exótica.

Es brillante en ensaladas y como adobo para pollo, cerdo y pescado. Además, también es una excelente salsa para mojar rollos de verduras.

Lo mejor de todo es que puede almacenarlo hasta por tres semanas, aunque no es que dure tanto. Una vez que pruebes este aderezo, querrás ponérselo a todo.

Si las galletas de jengibre normales no son suficientes para ti, ¡tengo la sensación de que te volverás loco con estas galletas triples de jengibre y chocolate!

No puedes escapar de la especia en estos bebés, gracias al jengibre cristalizado, molido y picado, ¡y tampoco querrás hacerlo!

Afortunadamente, no es abrumador y el rico chocolate lo equilibra a la perfección.

El pan de jengibre y los s’mores son los favoritos de las fiestas, ¿por qué no combinarlos?

Los pegajosos malvaviscos, el pan de jengibre especiado y el chocolate ligeramente amargo se derriten en tu boca de la manera más soñadora.

¡Estas barras de galletas se convertirán en un regalo preciado en su bandeja de galletas en esta temporada navideña!

Repleto de brillantes semillas de granada, pollo asado y abundante trigo bulgur, este plato es una explosión de color y sabor.

La pechuga de pollo es tierna con un sutil sabor a melaza que no supera a otros ingredientes.

Además, el trigo bulgur agrega un poco de textura a cada bocado. ¡mmm!

El pan integral de Boston es una excelente opción para cualquiera que ame el pan abundante y sabroso.

Este tradicional pan al vapor obtiene su dulzura y riqueza de la melaza.

Se sirve tradicionalmente con frijoles horneados y otros alimentos salados. Además, ¡puedes alegrarlo con nueces y pasas!

Esta pasta para untar de pimiento rojo y nueces es rica, ahumada y con sabor a nuez con un toque de pimienta.

La melaza de granada aporta un toque dulce y picante que completa todos los sabores.

Es el acompañamiento ideal para galletas saladas, pan, crudités y más.

¡Explora los sabores del mundo y prueba esta fantástica receta para untar hoy!

Es hora de despedirse de los pasteles de crema de avena comprados en la tienda y darle la bienvenida a esta delicia casera a su cocina.

Entre el crujido de las galletas de avena y el relleno ligero y esponjoso, estos son un clásico por una razón.

Junto con café o té mientras lee su libro favorito, estos son tan soñadores como parece.

Comience bien el día con estos bollos pegajosos de nuez.

Si te gusta despertarte con algo dulce para el desayuno, ¡tienes que probar esta receta!

Estos sabrosos bollos obtienen su sabor dulce y pegajoso de la melaza pegajosa.

Mientras que las nueces agregan un poco de nuez y crujido, complementando la suavidad del panecillo.

Huelen increíble cuando salen del horno, ¡así que necesitarás mucha fuerza de voluntad para evitar zambullirte!

Híncale el diente al otoño con este crujiente de manzana con melaza a la antigua.

Cubierto con nueces picadas y una cucharada de helado de vainilla, este postre clásico seguramente traerá vibraciones otoñales acogedoras.

Como beneficio adicional, el olor a canela y manzanas llenará el aire mientras se hornea.

Este plato es un elemento básico de la cocina de Nueva Inglaterra.

Y el ingrediente clave que le da a los frijoles un sabor tan increíble es, por supuesto, la melaza.

Estos frijoles horneados son un excelente compañero en una noche fría de invierno, con todo, desde pollo y cerdo hasta tostadas y huevos.

Nada hace que un trozo de carne sepa mejor que la salsa adecuada.

Esta salsa de barbacoa dulce y picante mejorará tu próxima comida al aire libre. Disfrútelo en costillas, puerco desmenuzado, sándwiches de pollo, ¡lo que sea!

Presenta la dulzura terrosa de la melaza, las especias con ajo y un toque de vinagre de sidra de manzana picante.

¡Estos ingredientes se unen para hacer bailar tus papilas gustativas!

Limpa es un pan de centeno oscuro y sabroso que es popular en Suecia.

Es un poco dulce y un poco picante, con una textura firme que lo hace ideal para sándwiches abiertos (otro favorito sueco).

¡El sabor audaz proviene de la melaza y las especias, y combina bien con mantequilla fresca o mermelada casera para una merienda abundante!

Los panecillos de Anadama son un tipo de panecillo suave y otro de los favoritos de Nueva Inglaterra.

Estos ricos panecillos de mantequilla se pueden hacer desde cero y servirse calientes directamente del horno.

La melaza ofrece un rico sabor ligeramente caramelizado, lo que la convierte en el complemento perfecto para cualquier delicioso plato principal, incluidos guisos, sopas y bistecs.

¿Alguna vez has oído hablar de las galletas Pfeffernüsse?

Son una golosina festiva dulce, especiada y con sabor a nuez que te hará desear los sabores de la Navidad.

Estas galletas a menudo se enrollan en azúcar en polvo junto con una taza de café caliente. ¿Qué más se puede pedir?

Si nunca has bebido un vaso de leche de melaza tibia, realmente te lo estás perdiendo.

Es como un abrazo en una taza: hogareño, reconfortante y precisamente lo que necesitas cuando hace frío (¡como ahora!).

La melaza le da a esta bebida un sabor profundo y cálido que calmará tus preocupaciones con solo un sorbo.

Así que ponte cómodo junto a la chimenea y disfruta cada gota de esta abundante bebida.

Dale sabor a tu mesa de postres navideños con estas tazas de galletas de jengibre y relleno de pastel de queso y calabaza.

Son sorprendentemente fáciles de hacer y perfectos para las festividades navideñas.

Cada taza de galleta tierna se llena con un relleno cremoso de pastel de queso con calabaza y se cubre con salsa.

Son como postres del tamaño de un bocado, ¡y te garantizo que tendrás que duplicar el lote!

Imagínese comenzar el fin de semana con estos waffles de pan de jengibre tiernos y ligeramente especiados.

Son esponjosos, suaves y están mezclados con jengibre, canela y melaza. Crujiente por fuera y ligero y aireado por dentro, cada bocado es celestial.

¡Lo único que falta es una taza de café caliente!

¿Qué es más acogedor que una taza de chocolate caliente? ¡Una noche cálida con una taza de chocolate caliente con pan de jengibre!

Este brebaje casero y cremoso está hecho con jengibre, cacao, leche entera, melaza y otras especias.

Cubra con crema batida y levante los pies. Te lo has ganado.

Si nunca antes ha bebido un brandy, prepárese para dejarlo boquiabierto.

Estas deliciosas golosinas tienen una cubierta crujiente de color marrón dorado con un relleno cremoso.

El brandy y la melaza se mezclan en estos sándwiches rápidos para crear un acogedor postre de otoño.

Son lo suficientemente dulces para satisfacer tus antojos, pero no tan intensos como para que no puedas disfrutar más de uno… o dos.

Hummus es genial, pero a veces quieres darle un poco de fuerza.

Esta receta transforma el hummus clásico en una delicia llena de sabor, y tiene que ver con la bondad del ajo y los pimientos rojos asados.

La brillante melaza de granada equilibra perfectamente el picor del pimiento rojo, creando un sabor picante y dulce que querrás saborear.

¡Sírvelo con pan crujiente, galletas saladas o crudités para un refrigerio fantástico!

Estos pasteles de pan de jengibre son imprescindibles para la temporada navideña.

Tienen una corteza crujiente y sabrosa cubierta con un relleno de queso crema especiado que te encantará.

Cada bocado de este sabroso dulce te hará sentir como un niño otra vez.

Acomódese con una bola de este helado repleto de especias, melaza y jengibre.

Los sabores del pan de jengibre son conmovedores, y adoro el crujido que obtienes de las galletas.

Lo mejor de todo es que aportan el sabor de la infancia a cada bocado.

Recetas de melaza

A %d blogueros les gusta esto: