Saltar al contenido

Roberto Valbuzzi: chef, agricultor y ambientalista

El ejemplo virtuoso del Jardín del futuro: comer bien para hacer el bien a uno mismo y al medio ambiente

Tener un Huerta es sobre todo una preocupación por uno mismo y cultivar la tierra de forma consciente y sustentable asimismo puede contribuir al bienestar de nuestro planeta. Para resumir, todos habríamos de ser un tanto campesinos. La «receta" es Roberto Valbuzzi, conocido semblante televisivo y chef de Crotto Valtellina en Malnate, quien bautizó alJardín del futuro, 3 hectáreas y media de cultivos orgánicos en el parque agrícola al sur de Milán donde nacen estas hortalizas que, desde el suelo hasta la mesa, asimismo pueden hacer el bien para el medioambiente.
Roberto Valbuzzi, entre otros muchos, llegó últimamente a la librería con un nuevo libro que contiene su historia y tradición en el título: Chef, restaurador, labrador. Recetas, sabores y recuerdos hechos de aire, tierra, agua y fuego (Gribaudo, dos mil veintiuno). “Me considero afortunado”, afirma, “porque en el ADN familiar puedo contar generaciones de labradores y restauradores”. Los abuelos dirigen una finca en Mornago, asimismo en la provincia de Varese: gracias a ellos aprendió a estimar los sabores de la tierra y a desarrollar la pasión por la cocina y los productos frescos.

Jardín del futuro.Jardín del futuro.

“La tierra es mi medicina. Y asimismo salvar el planeta «

En cuanto al Jardín del Futuro, nace de una cooperación entre una cooperativa agrícola social, Agrivis, y una multinacional del ámbito alimenticio, Knorr, conjunto Unilever. Se cultivan hortalizas de temporada -para yerbas, col rizada, costillas, repollo negro y espinacas sembradas en el mes de julio, ha llegado el instante de la cosecha- que se amoldan al tiempo y al territorio lombardo y con mejor impacto ambiental que otras más usadas. ¿La meta? Promocionar más productos de origen vegetal prestando atención a la estacionalidad, la cadena de suministro corta y en especial la pluralidad.
De hecho, resulta que el setenta y cinco% del suministro de comestibles del planeta procede de solo doce especies de plantas y cinco especies de animales. Y que toda la cadena de suministro de comestibles es quien se encarga de más del veinte% del impacto global sobre el cambio climático, el consumo de recursos hídricos y del suelo, el agotamiento de los recursos energéticos no renovables. La clave para una alimentación saludable y sustentable es la concienciación en la mesa, coinciden los consultores científicos del proyecto, el maestro. Fabio Iraldo de la Scuola Superiore Sant’Anna de Pisa y la dietista Evelina flachi. Es posible mudar sus hábitos alimentarios si está siendo consciente de las consecuencias positivas que pueden tener sus elecciones. Por nuestra salud y el medioambiente que nos circunda.

Texto de Filippo Falco

A %d blogueros les gusta esto: