Saltar al contenido

Livigno 5 direcciones que no debe perderse

Un destino fronterizo que reúne a los amantes de la naturaleza y el deporte, el bienestar y las compras, y que es cada vez más ideal para los amantes de la gastronomía.

Hay quien lo conoce por la oferta de invierno, idónea para los amantes de los deportes de tabla, o bien por las múltiples posibilidades de adquiere (de manera frecuente a costes económicos). Livigno es el día de hoy un destino poco a poco más rico y con un público poco a poco más heterogéneo, asimismo merced al éxito que han tenido las actividades al aire libre en los últimos tiempos aun entre aquellos que no se consideran verdaderos atletas. Los paseos y sendas de bicis eléctricas sostienen la promesa de gozar de paisajes y experiencias de gran belleza. Polenta, pizzoccheri y juego completan la oferta, mas el día de hoy hay considerablemente más en las mesas de Livigno. Hay direcciones de Restaurantes que, sin olvidar el vínculo con el territorio y sin negar su valor, mira más allí y ofrece un una cocina que sabe ser creativa y de gran valor. Frecuentemente, aparte de lugares donde no falta una bella vista. Acá hay una selección de 5 restoranes en Livigno:

Chez Peršéf, la alta cocina de Attilio Galli

Grandes ventanales con vistas a los paisajes de Livigno, un pequeño ambiente muy elegante, mas que no pierde el calor de las montañas. Al frente de la brigada del restaurant Al Peršéf está el joven (y más que prometedor) Attilio Galli, natural de mil novecientos noventa y dos. Su talento le ha valido hasta el momento el señalización en la guía Michelin, mas no nos sorprendería que prosiga ascendiendo en esa dirección en el futuro. Una cocina elaborada con extrema atención, tanto en el tratamiento de las materias primas como en los detalles de la presentación de los platos. Para hacer un viaje gastronómico completo, es mejor confiar en un menú degustación, maridado con una extensa selección de vinos. La cocina abierta completa la experiencia. Tenga en cuenta: las opciones fuera del menú para vegetarianos y veganos son la envidia de los omnívoros.
Al Peršéf – Vía Saroch, mil doscientos setenta y dos, veintitres mil cuarenta y uno Livigno SO

Restaurante Costaccia, tradición sibarita a dos mil trescientos metros

No importa si llega a pie, en bici eléctrica o bien en teleférico. El almuerzo a dos mil trescientos metros siempre y en todo momento es justo, y el de Ristoro Costaccia poco debe ver con los tradicionales almuerzos a gran altura. Acá, la cocina del chef Mirko Bormolini está en perfecto equilibrio entre fortalecer la identidad gastronómica del territorio y el deseo de dar una forma nueva a los grandes tradicionales. Efectivamente, no es una coincidencia que Bormolini sea presidente de ACPL, la asociación de chefs y reposteros de Livigno, nacida con el propósito de fomentar y resguardar las costumbres culinarias de Livigno.
Refresco Costaccia – Vía Ostaria, setenta y nueve / C Località Costaccia, veintitres mil cuarenta y uno Livigno SO

Hotel Spöl, cocina de Valtellin asimismo para deportistas

Dentro del Hotel Spöl, genial alojamiento en el centro de Livigno con un centro de bienestar, un restaurant sibarita que ofrece los sabores de Valtellina para todos y cada uno de los gustos. En la base de la filosofía del chef Michele Bormolini, «sentirse bien" como una meta de bienestar de trescientos sesenta ​​grados, que asimismo implica la vida en la mesa. Es por este motivo que en la carta hay soluciones desde la cocina local más tradicional hasta las más en sintonía con los sabores mediterráneos, hasta propuestas pensadas particularmente para los más atletas, que procuran una cocina sibarita mas al unísono árida en calorías. admisión.
Hotel Spöl -Vía dala Gesa, doscientos cuarenta y cinco, veintitres mil cuarenta y uno Livigno SO

Almuerzo en una quesería con queso y helado casero.

La fórmula es bien simple y, en consecuencia, ganadora: vas a la lechería a adquirir queso, leche, youghourt y helado, mas asimismo puedes detenerte para comer o bien tomar un refrigerio, y para los más curiosos aun para una visita guiada. laboratorios lácteos. A la hora del almuerzo, hay una buena selección de platos fríos a la carta, mas sería una lástima abandonar a los manjares de la lechería de acá, primeramente los platos de queso y ricotta. Cuando hace buen tiempo, sentarse sobre la terraza a comer es como meterse en una postal con los 2 pies.
Laiterie Livigno – Vía Pemont, novecientos once, veintitres mil treinta Livigno SO

Restaurante La Pòsa, una elegía a las «catas"

Un menú ad hoc para saborear «lo mejor" de la cocina de Livigno. Acá, el menú Tasc’t, en Livigno «degustación", nació de este deseo y ofrece una selección de platos de la obra editorial Leina da Saor. En un caso así asimismo está la mano de la ACPL: cien recetas tradicionales y treinta y siete revisitadas reunidas en un libro que tiene como propósito conservar y dar a conocer las tradiciones gastronómicas y vinícolas del territorio, a fin de que no se pierdan. Ciertos ejemplos ? Panceta de cerdo cocinada en su salsa, con patatas hervidas y la habitual polenta de Livigno y el genuino Livigno Zabaione preparado con café y vino.
Restaurante La Pòsa – Vía Taglieda, cincuenta y ocho c / o bien Hotel Flora

Un consejo para el próximo año

Sendero gourmet: 5 quilómetros de travesía en la mitad de la naturaleza puntuados por cuatro estaciones sibarita (y una estación singular de café). Una mezcla de forma perfecta atinada que reúne los sabores de la cocina de Livigno, la belleza de los paisajes y la historia de las tradiciones locales. Un proyecto (otro más) que nace de la pasión y el entusiasmo de los chefs y reposteros de la ACPL, cuya data de la edición dos mil veintidos todavía no se conoce, mas que en dos mil veintiuno ha cosechado un justo éxito.

A %d blogueros les gusta esto: