Saltar al contenido

Las 10 mejores recetas de kéfir: increíblemente buenas

Recetas De KéfirRecetas De Kéfir

Dale sabor a tu repertorio culinario con estos deliciosos recetas de kéfir!

El kéfir es una bebida láctea fermentada rebosante de cultivos probióticos inocuos para el intestino.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Se ha demostrado que el kéfir ayuda en la digestión y reduce la inflamación. También está lleno de calcio y vitamina K.

Leche casera de granos de kéfir

Como un buen yogur griego, el kéfir es un poco ácido y muy picante.

Sin embargo, la consistencia es mucho más lechosa. También tiene una hermosa efervescencia, gracias al dióxido de carbono.

Si está buscando usos innovadores para esta bebida altamente culta, ¡está de suerte!

Estas 10 increíbles recetas de kéfir despertarán la creatividad culinaria y harán cosquillas en tu paladar.

Me alegro de que estés aquí… ¡era fer-MENT estarlo!

Este sencillo pastel de chocolate de un tazón se convertirá en tu postre favorito. Es chocolatoso, ligero, húmedo y no empalagosamente dulce.

Sinceramente, es lujoso, a pesar de su sencillez.

El kéfir hace varias cosas en el pastel. Funciona como agente leudante, agrega riqueza al sabor y mantiene la torta húmeda.

Este pastel no tiene huevo, lo cual no es muy común en el mundo de los pasteles. Por lo tanto, es genial para las personas con alergias al huevo.

No te preocupes, la textura sigue siendo fenomenal, ¡gracias al kéfir!

Lamentablemente, los probióticos del kéfir mueren debido al calor del horneado. Pero, ¿qué puedo decir? Es pastel, así que no es la opción más saludable.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

Pero es bueno para tu alma, sin cintura.

Conseguir tus probióticos nunca ha sido tan fácil ni tan delicioso. Si desea un desayuno, almuerzo o merienda saludable, los batidos son el camino a seguir.

Este batido de kéfir es muy fácil de hacer y usa solo cuatro ingredientes.

Simplemente agregue kéfir simple, fresas congeladas, jugo de limón y miel a una licuadora. ¡Luego, licúa y sirve!

Obtiene una dosis de probióticos, calcio, fibra, antioxidantes y vitaminas con cada sorbo. ¡Siéntase libre de agregar más frutas y verduras!

Una cosa que me encanta de los panqueques es que cada cultura parece tener su propia versión.

Estos oladi rusos podrían ser mis nuevos favoritos. Estos pequeños panqueques son tan esponjosos.

Esto se debe a algunas cosas, incluida la forma en que se fríen. ¡Pero el elemento más importante para los panqueques esponjosos se debe a la ciencia!

Específicamente, una reacción similar a un volcán en la feria de ciencias de la escuela entre el kéfir y el bicarbonato de sodio.

No es tan explosivo, pero el principio es el mismo. Y eso significa panqueques súper esponjosos.

Este aderezo vivo es tan bueno para ti como lo es el verde. Está repleto de superalimentos y cumple con varias dietas. ¡Realmente no puedes equivocarte aquí!

Es cremoso, brillante, herbáceo y absolutamente delicioso. Es rico en probióticos, grasas saludables, vitaminas y minerales. Untarlo en ensalada, pollo o pan.

En solo 30 minutos, puede tener muffins de arándanos frescos, calientes y deliciosos. ¡No hay mucho mejor que eso!

Al igual que con el pastel de chocolate de esta lista, el kéfir hace tres cosas. Agrega sabor, humedad y es responsable de la levadura.

Estos panecillos son suaves y húmedos y están llenos de arándanos brillantes. Son ligeramente picantes, mantecosos y dulces.

Están cubiertos con un streusel de azúcar moreno, ¡lo cual es absolutamente fantástico!

Frío, gaseoso y sopa son tres palabras que normalmente no verías para describir el mismo plato. Te daré frío y sopa si eres fan del gazpacho, pero ¿gazpacho?

Okroshka es una sopa deliciosa que desafía todas las expectativas a menos que seas de Europa del Este.

Es fresco, ácido y un poco gaseoso (al menos el primer día). También tiene unas texturas geniales.

¡Okroshka es bastante saludable! Está cargado de proteínas de huevos, kéfir y pavo ahumado. Esta sopa es rica en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

Esta sopa puede sonar inusual, pero prometo que es muy sabrosa. ¡Te encantará!

Ghee es un fabuloso sustituto de la mantequilla, hecho de mantequilla clarificada.

Eso significa que se han eliminado el agua y los sólidos lácteos. Es genial para las personas con intolerancia a la lactosa.

Además, está absolutamente repleto de grasas saludables. También se ha demostrado que reduce la inflamación intestinal y apoya la salud del corazón.

Esta receta de ghee también es alta en probióticos.

Esta receta es realmente genial porque obtienes tres productos lácteos cultivados en un solo proceso. Tienes la oportunidad de hacer tu propia mantequilla probiótica, suero de leche y manteca.

Ahora bien, este proceso requiere mucho tiempo. El kéfir, la nata y la base de yogur tardan aproximadamente 48 horas en fermentar.

Luego, hay que hacer la mantequilla y clarificarla.

¡Este ghee vale la pena! Es de nuez, cremoso y divino.

Dale un guiño al sabor mediterráneo con estos magníficos kebabs.

El pollo es suculento, cítrico y perfectamente sazonado. La salsa de kéfir de cilantro es picante, fresca y con sabor a ajo.

Además, obtienes una dosis doble de kéfir en este plato.

La primera dosis proviene del adobo de pollo. El ácido del kéfir descompone la carne, por lo que es deliciosa y tierna.

La segunda dosis obviamente proviene de la salsa. No solo es delicioso, sino que obtienes todos los beneficios del kéfir crudo.

Personalmente, agregaría más verduras a los kebabs, como pimientos rojos y calabacines. ¡De esa manera, hay un refuerzo de nutrientes y sabor!

Si algún helado se puede considerar bueno para ti, es este.

¿Probióticos? Controlar. ¿Proteína? Controlar. ¿Sin azúcar refinada? Controlar.

Esta receta utiliza una base de crema pastelera hecha con kéfir. El kéfir se añade después de que la nata y el flan de huevo se hayan cocinado.

Entonces, aún conservas todas esas buenas bacterias intestinales.

Luego se perfuma con vainilla y se endulza con miel. El resultado es un helado cremoso, floral, picante y con un ligero sabor a vainilla.

Esta receta utiliza una máquina para hacer helados. Sin embargo, puedes hacer fácilmente un helado a base de natillas sin uno.

Es sólo un poco más de tiempo.

¡Dale alegría al verano con estas paletas de probióticos afrutadas!

Son frescos, dulces, picantes y totalmente personalizables. Todo lo que necesitas es kéfir, una fruta de tu elección y miel al gusto. Incluso podrías colarte algunas verduras.

Estas paletas de frutas son saludables, pero eso no significa que sean insípidas. Niños y adultos por igual los amarán.

He enumerado algunas combinaciones de frutas a continuación para inspirarte.

  • Piña y maracuyá
  • mango y fresa
  • Súper Baya! (Frambuesas, moras, arándanos y fresas)
  • melocotón y cereza

Recetas De Kéfir

A %d blogueros les gusta esto: