Saltar al contenido

El panettone VIP para chefs y pasteleros. Perfecto como regalo: hermoso y bueno.

Noble, bien embalado, representativo: todo el panettone de los chefs, grandes reposteros y con un precioso empaque para un regalo perfecto.

los panettone artesanal se ha transformado en el regalo preferido de los italianos. Es muy elegante y sin ningún compromiso, hace felices a todos y asimismo es un regalo de tendencia. Puede hacérselo a la suegra y al gerente de la oficina, llevarla a una cena o bien mandarla a casa. Es el regalo perfecto. Mas hay panettone y panettone, y un panettone para obsequiar es un panettone con un nombre, un cierto escudo y un bonito paquete: los regalos están envueltos, ¿no?

La masa artesanal se regala: los datos lo dicen

Esto no es una impresión, asimismo afirman los datos de la investigación La evolución del consumo de panettone en Italia promovida, por tercer año sucesivo, por CSM Ingredients, merced a la cooperación con NielsenIQ. Se resalta que en el campo industrial, las propuestas más angustiadas son las del segmento premium, al tiempo que el panettone artesanal prosigue al alza, merced a un público consumidor poco a poco más exclusivo que lo considera un regalo de calidad y un lujo democrático, una presencia ahora indispensable. en la mesa festiva. Tras todo, si bien son parcialmente costosos en comparación con un panettone del súper (aun diez veces más costoso), prosiguen siendo una idea razonable que fluctúan entre los treinta y los cuarenta €.

La firma del chef

Los chefs llevan años en el negocio, con un bum en dos mil veinte por el cierre de plazas por Covid y el desarrollo exponencial de productos envasados ​​que podían viajar, esencialmente repostería. Hay quienes los hacen en casa en el restaurant, quienes, como Niko Romito, tienen un hangar dedicado al pan y productos de masa madre; mas, esencialmente, prácticamente todos cuentan con panaderos especialistas o bien laboratorios pertrechados, dando sitio a colaboraciones reales como la del chef Daniel Canzian con Albertengo o bien Roberto di Pinto con Jean Marc Vezzoli. Juntos, trabajan en la receta, en el envase y en la idea, mas entonces dependen total o bien parcialmente de manos especialistas.

Envase con efecto sorpresa

¿Recuerdas del baptisterio? Fue una marca que hizo estragos en los años ochenta y noventa merced a los preciosos envases de lata que todos tenemos en nuestros hogares el día de hoy. Muchos se enfocan en el efecto sorpresa del empaque y añaden una caja reutilizable al regalo. Bonfissuto con sus ediciones artísticas en dos mil veintiuno dedicadas a Salvador Dalí; Pasticceria Marchesi con su carpetita y sombrereras; Forno Brisa o bien Longoni en Milán con cajas encomendadas a jóvenes artistas o bien diseñadores gráficos.

Aquí tienes una selección del panettone de regalo más representativo de dos mil veintiuno, en la galería

Navegar por la galería

A %d blogueros les gusta esto: