Saltar al contenido

El menú de Nochevieja napolitana

En Nápoles solo hay una forma de festejar la noche del veinticuatro de diciembre: reunirse con la familia y completar la mesa y el corazón con especialidades regionales.

A Nápoles hay quienes en el día de Nochebuena merodean por la urbe para intercambiar deseos con amigos o bien para adquirir los últimos regalos para poner bajo el árbol. En una mano las bolsas de la adquisición, en la otra un monedero para pizzas o bien una tortilla de pasta que saciará el apetito a la espera de la legendaria hora de la cena.
En Nápoles, por consiguiente, hay quienes, el veinticuatro de diciembre, pasan todo el día cocinando para toda la familia, por el hecho de que el Menú de Nochevieja es la más esencial de las fiestas y debe prepararse de manera cuidadosa.

¿Qué se come en Campania el día precedente? La tradición afirma que el menú es a base de pescado, al paso que la carne va a ser la protagonista del almuerzo navideño. Una costumbre bien arraigada en el tiempo, teniendo presente que el chef y escritor napolitano Ippolito Cavalcanti, Duque de Buonvicino, ya charló de ello en su renombrado “Tratado teorético y práctico de cocina” publicado en mil ochocientos treinta y siete.

«Para Nochebuena, hay verrugas cocidas con anchoas salobres, fideos con pan rallado y almejas o bien aun salteadas con anchoas salobres, anguilas fritas, bogavantes asados ​​en jugo de limón y ostras., Cassuola de calamarielli y seccettelle, pasticcio di pesce, arrusto de capitone y struffoli ”.

Hoy en día, las cosas no han alterado mucho: el brócoli (no los que se hallan generalmente en el resto de Italia), fideos de almejas, capitone y struffoli son platos básicos en la urbe. Menú de Nochevieja.

Menú napolitano para Nochebuena: aperitivos

El piscolabis es el instante más creativo de la cena, mas los bailes solo se pueden abrir con una de las recetas napolitanas más populares: el Pizza de Escrole con su sabrosa guarnición de aceitunas, anchoas, piñones y pasas.
También hay atrayente salmón marinado o bien anchoas y el tipico Ensalada De Pulpa.

Menú napolitano para Nochevieja: entrantes

No hay duda sobre el primer plato, el veinticuatro de diciembre se comen espaguetis con almejas. Como máximo, se puede discutir de qué manera hacer spaghettis con almejas: alguien los prefiere de blanco, alguien de colorado o bien «macchiato", con ciertos tomates acá y allí. Por fortuna, el espíritu de las fiestas dejará mitigar cualquier polémica a este respecto.

Menú napolitano para Nochevieja: segundos

Pasamos al segundo, o bien mejor dicho a los segundos. Ellos acostumbran a preparar lubina y besugo cocidos en papel de aluminio o bien en agua hervida, o bien frito con ajo, tomates cherry, vino blanco y perejil.

Inmediatamente tras la hora de freír: a voluntad puede haber una Calamar frito – rigurosamente hecho de momento para no perder al hacer crujir -, mas indudablemente el bacalao frito en pasta (con lo que queda, se preparan las zeppolinas).
En acompañamiento ciudad capital frito o bien cocido, considerado un auténtico amuleto de la fortuna para el nuevo año.

Menú napolitano para Nochebuena: guarniciones

Según la tradición, solo hay 2 guarniciones.
En primer sitio, el renombrado ensalada vigorizante con repollo hervido, anchoas, aceitunas y papaccelle (un tipo singular de pimiento dulce).

Entonces el llamado Brócoli navideño, totalmente diferente del brócoli tradicional y considerablemente más afín al brócoli napolitano. Asimismo conocidos como vruoccole ‘y frnnna y muy extendidos primordialmente en Agro Nocerino-Sarnese, están compuestos de hojas y pequeñas inflorescencias verdes.
¿De qué forma se preparan? Tras limpiarlos y blanquearlos, se saltean en una sartén con ajo, aceite y guindilla y se sirven con unos toques de limón.

Menú napolitano para Nochevieja: dulces

¿Aún hay espacio para el postre? En frente de los dulces habituales napolitanos, seguro que los vas a poder hallar abudantemente.
Pero primero hay o ‘divertido: pluralidad de frutos secos, como Avellana, pistachos, higos secos, noches mi Almendras, cuyas pieles (como las de mandarinas) se usan para marcar números en cartones de bingo. Un tanto de diversión tras pasar bastante tiempo en la cocina aguardando para desenvolver los regalos al borde de la medianoche.

Finalmente, la pluralidad de tortas, quien indudablemente ve como protagonistas a estas exquisitas bolas de masa frita cubiertas de miel llamadas struffoli. Mas tenga cuidado de no dejarse agobiar por la adicción al struffoli, por el hecho de que asimismo es el instante de rococó, de rafiuoli (afín a cassatin), dioses Susamielli y los dioses mostacciuoli. Acá te los contamos uno a uno en detalle.
Durante las vacaciones, muchos asimismo escogen el Cassata napolitana, diferente del siciliano en la mezcla y por la ricotta empleada, que en la versión napolitana se realiza con leche de vaca y no de oveja.

Antes de despedirse de los seres queridos, una visita de digestivo y el reparto de los restos, que van a viajar de casa en casa cuando menos hasta Beato Stefano.

A %d blogueros les gusta esto: