Saltar al contenido

Diseño en la cocina: cómo amueblarla.

Desde el comida pasó de Cenicienta a reina de la convivencia, es quien se encarga de los muebles más cuidados y costosos de la casa. No hay más estufas y fregaderos mas «Islas operativas", con campanas, estaciones de inducción, instrumentos
hiperprofesional. En los anaqueles, en los anaqueles, en todos y cada cajón, tras cada puerta, hay un número hiperbólico de lo que podríamos llamar estatuas de cocina. Estos son los nuevos fetiches de las compras impetuosas, una vez liberadas por bolsos y zapatos de diseñadores, el día de hoy por objetos que prometen niveles profesionales aun para los menos iniciados. Cada inclinación, cada manía tiene la suya. La culpa del chef-científico Ferran Adria que (era el año dos mil, y en la cocina aún utilizaban una batidora de mano) hizo que la tecnología fuera alcanzable para todos que es oooh, empezando con sifón: un vaso que, merced a un cartucho de óxido nitroso arroscado en la boquilla, da un efecto de espuma hasta el momento impensable para frutas, quesos y nata.

diseño de la casaFoto de Nico Abbruzzese.

Cómo desamparar el Ronroneoquien cocina al vacío en un baño de agua y a temperatura constante asegurar, por servirnos de un ejemplo, un huevo blando con trufa blanca para asombrar a los convidados? LOS’abatidor? Veinte veces más veloz y más eficaz que el congelador, está en-dis-pen-sa-bi-le para sushi como recién pescado y sin anisakis. los máquina de envasado al vacío? Esencial, y que es el más eficaz y el más profesional, con forma de campana. Y como no tener elFreidora ¿Quién hace papas fritas sin grasa, sin fragancia y (prácticamente) sin calorías? A un nivel más modesto mas igualmente esencial, descansan, olvidados en casa de campo pues ya no había un orificio en la urbe, el hervidor y cocedor de pasta eléctrico, el cappuccinatore, el destilador familiar para conseguir aguardientes y licores para ofrecer en Navidad.

En un nivel superior, aun el lenguaje se vuelve enigmático. Insiders discuten «Sonicare", esto es, a través de el baño ultrasónico, que cuece cremas y también ingredientes frágiles en agua a través de vibraciones de alta frecuencia; y «Pacos", esto es, procesar comestibles Collar Pacojet, una licuadora que marcha bajo sobrepresión a menos veintidos grados, generando mousses, sopas y helados de una delicadez sin precedentes. ¿Y si se corta la luz? Ojalá en estas cocinas subsistiera un mortero, un mortero, un látigo, un bastardo. Mas, ¿van a saber (aún) de qué manera utilizarlo?

Texto de Fiammetta Fadda

Foto de Nico Abruzzese.

A %d blogueros les gusta esto: