Saltar al contenido

Aceitunas saladas: receta de la abuela

Las aceitunas saladas son una receta muy simple de preparar, mas para hacerlas precisas aceitunas frescas, que solo están libres a lo largo de la época de cosecha.

Probablemente no haya receta más fácil que esta pues para sostener las aceitunas solo precisarás aceitunas frescas y sal gruesa.

Aceitunas recién cogidas

Para preparar aceitunas salobres, no obstante, es preciso tener una buena cantidad de aceitunas negras recién recogidas, con lo que esta receta solo se puede preparar a lo largo del periodo de cosecha.
Este procedimiento de conservación de aceitunas te dejará gozar de estas exquisitas frutas en muchos platos en tanto que son idóneas para adobar ensaladas, entrantes y segundos platos, mas asimismo son bocadillos sabrosos y súper nutritivos.

Aceitunas verdes y negras

Quizás no todo el planeta sepa que las aceitunas negras son realmente la evolución de las aceitunas verdes maduradas más tiempo, respetando la naturaleza, el tiempo y la cultura.
El tiempo prolongado en la planta ablanda el fruto y asimismo lo obscurece, mas realmente siempre y en toda circunstancia son las aceitunas verdes las que se vuelven negras.

La receta de las aceitunas saladas

Ingredientes

Aceitunas negras frescas
sal gruesa

Procedimiento

En primer sitio lavar bien las aceitunas y privarlos de ramitas y hojas. Deseche los que estén dañados, machacados o bien blandos y escoja solo los mejores.
Colóquelos en un colador y séquelos con un paño.

Tome frascos de vidrio herméticos esterilizados y prepare una primera capa ligera de sal.
Siga con una capa de aceitunas y otra capa de sal.
Continúe hasta el momento en que el frasco esté lleno, mas deje algo de espacio, en tanto que las aceitunas deberían poder entremezclarse en el interior agitando el frasco.

Cerrar herméticamente y mueve la olla de vez en cuando, de esta manera la sal liberará el agua de la flora de las aceitunas que se volverá más blanda.
Las aceitunas van a estar listas en unos quince días.
Una vez que las aceitunas estén dulces, retire el exceso de sal y séquelas.
Transfiérelos a un frasco de vidrio y sazone con aceite de oliva virgen extra y yerbas aromatizadas si lo quiere, o bien con dientes de ajo.
Los frascos han de estar bien cerrados y guardado en el refrigerador. Las aceitunas siempre y en toda circunstancia deben quedar cubiertas de aceite.

Cómo emplear aceitunas saladas

Primero asegúrese de que sean suficientemente dulces, entonces prosiga todos y cada uno de los pasos de nuestra receta.
Luego, pélelos y añádalos en una simple ensalada verde mixta, o bien en una bruschetta de aceite y tomate, en una pizza, en una pasta en salsa o bien como plato primordial con carne o bien pescado.
En resumen, use este ingrediente como emplearía cualquier aceituna por norma general.
También puedes hacernos una pasta para untar con picatostes. Sencillamente mezcle las aceitunas deshuesadas con un tanto de aceite de oliva virgen extra.

¡Desplácese por la galería de arriba para conseguir más información sobre las aceitunas salobres!

A %d blogueros les gusta esto: