Saltar al contenido

23 Recetas Fáciles de Dip Mexicano para Servir en Fiestas

Recetas de dips mexicanosRecetas de dips mexicanosRecetas de dips mexicanos

Bienvenido al mundo de recetas de dips mexicanos! ¿Está buscando aperitivos que sean fáciles de preparar y que deleiterán a la multitud?

Si es así, has venido al lugar correcto.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

En esta publicación, compartiré algunas de mis recetas favoritas de deliciosos dips mexicanos.

Y antes de que preguntes, sí, van más allá de la salsa y el queso.

Dip casero para tacos de siete capas con frijoles refritos, guacamole, queso y salsa

Estas inmersiones fenomenales harán que tus amigos y familiares pidan más.

Además, ¡puedes hacer varios de ellos en menos de 5 minutos!

¡Así que prepárate para disfrutar de todas las bondades de las recetas de dips mexicanos!

El taco dip de siete capas es un dip excelente con algo para todos.

Cada capa agrega un poco más de sabor a un plato que ya es increíble.

Es abundante y combina numerosas texturas y sabores. Hay capas calientes de frijoles refritos y queso derretido.

Luego, hay capas frescas de lechuga, tomates, crema agria y salsa.

Es lo más cerca que puedes estar de comer tacos o burritos sin tenerlos.

Esta sencilla salsa de ocho ingredientes requiere 2 minutos para prepararse.

Sí, sólo 2 minutos. Mezclas todo en un bol hasta que tenga una consistencia tersa, ¡y listo! Está listo para comer.

¿Quieres guardar esta receta? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos la receta directamente a su bandeja de entrada!

¡Ni siquiera tienes que refrigerarlo! Simplemente mezcle, revuelva y sirva.

Tiene un sabor a salsa de ajo y hierbas y una consistencia espesa y cremosa. A todos les encantará.

¿Por qué comprar salsa verde cuando puedes hacer la tuya? Necesita menos de 10 ingredientes y el proceso no es complicado.

Además, la salsa verde casera sabe mucho mejor. Es más fresco y puedes modificar la receta como quieras.

Si prefieres el tuyo con más ajo, añade más ajo. Si quieres algo más picante, elige pimientos más picantes.

El maíz callejero es un alimento básico en la cultura mexicana. Puedes llevar un poco de eso a casa con salsa mexicana de maíz callejero.

Es dulce, especiado, herbáceo y ácido, todo a la vez. Tiene una gran cantidad de sabor y no lleva más de 30 minutos prepararlo.

Puede parecer un extraño conglomerado de ingredientes. Afortunadamente, sabe tan bien que no te importará cómo se ve.

Esta salsa para tacos de 5 minutos tiene todo el sabor fuerte de la salsa de siete capas anterior. (Menos los frijoles refritos).

Sin embargo, puedes prepararlo en solo 5 minutos.

Es delicioso y no requiere cocción alguna. Si tienes invitados inesperados, este es un plato excelente para preparar.

¿Quieres algo supremamente cremoso y cursi? No te puedes equivocar con salsa de queso mexicano al horno.

Es tan rico y decadente que es difícil creer que usa solo cuatro ingredientes.

Mezclarás queso crema, crema agria, queso cheddar y salsa. Una vez que haya logrado una buena consistencia, póngalo en el horno para hornear.

En unos 25 minutos, tendrás la salsa de queso más pegajosa que puedas imaginar.

La salsa de frijoles con queso crema se parece mucho a la salsa de queso mexicano al horno. Es igual de pegajoso, cursi, cremoso y rico.

La principal diferencia es que incluye frijoles refritos y condimento para tacos. También usa una mezcla de queso mexicano en lugar de cheddar.

Todavía es igual de sabroso y fácil de hacer. Y es aún más abundante que la salsa de queso sola.

Si desea el chapuzón de fiesta perfecto, no busque más allá de este chapuzón de fiesta de cinco ingredientes.

Tarda 30 minutos en hacerse y es ideal para cualquier ocasión.

Combina queso crema y dos de tus variedades de queso favoritas. Mézclalos con chili y salsa para obtener una delicia verdaderamente tentadora.

Es rico y ridículamente cursi, pero también tiene mucho sabor a salsa fresca.

Sírvelo para tu próxima comida compartida o reunión. No tendrás que preocuparte por las sobras.

Colorido, grueso, denso y llenador. Esas son las palabras que la mayoría de la gente usa para describir la salsa de frijoles negros. También es fresco, sabroso y zingy.

Es ideal si desea una opción de salsa saludable que no sea demasiado rica. Tan grueso y lleno como es, no es pesado.

No te pesará como algunas de las salsas a base de queso.

Agregue pimientos, cebollas y maíz para mejorar su queso. Las verduras le dan más nutrientes y una textura mejor y más espesa.

Es fácil de hacer y sigue siendo tan cremoso y cursi como deberían ser todos los buenos dips de queso.

Sabe mejor recién salido del horno cuando todavía está tibio y burbujeante.

El guacamole ya es una delicia fresca y refrescante. ¡Hazlo aún más agregando mango a la mezcla!

Aclara e ilumina el ya excelente sabor del guacamole.

También lo hace más húmedo y más tropical. Sírvelo con chips de tortilla o vegetales, o úsalo como aderezo.

De cualquier manera, te encantará cada bocado.

¿Quiere convertir las fajitas de pollo en un aperitivo fácil de compartir?

Esta receta le mostrará cómo. Es una salsa espesa y gruesa llena de todo lo que hace que las fajitas sean geniales.

¿La mayor diferencia? Todo el queso fresco cremoso que usarás.

Lo mejor de todo es que toma solo 25 minutos y sin duda complacerá a la multitud.

Nunca puede tener demasiadas opciones de inmersión de 5 minutos.

¿Qué podría ser más fácil cuando la gente se presenta en el último minuto o te olvidas de un próximo evento?

Este es terroso, herbal, especiado y espectacular. Es una salsa espesa y cremosa que parece un postre de chocolate.

Ciertamente no lo es, así que asegúrese de que la gente lo sepa antes de intentarlo.

Ninguna lista de recetas de dips mexicanos está completa sin esta.

La salsa mexicana de queso blanco puede ser la salsa mexicana por excelencia. Nunca he conocido a nadie que no lo amara.

Es tan cremoso y cursi. Cada bocado es como una pequeña muestra de ambrosía.

Si no prueba ninguna otra receta de esta lista, pruebe esta. Te prometo que se convertirá en un nuevo elemento básico el día del partido.

En mi familia a esto le llamamos chapuzón ROTEL. Sin embargo, también lo he oído llamar por muchos otros nombres.

Es una salsa espesa y deliciosa de queso con salchicha jugosa y sabroso ROTEL.

Todos los que lo prueben volverán por más. Sin embargo, asegúrese de servirlo con papas fritas fuertes.

De lo contrario, corre el riesgo de romperlos en esta salsa de queso con trozos.

Esta receta de salsa equilibra perfectamente los tomates, el cilantro y los pimientos. Es fresco, ligero y ligeramente picante.

Imagina la salsa de tu restaurante favorito. Ahora, imagina que sabe aún mejor.

Esta versión casera dejará boquiabiertos a todos los demás.

No juraría que es mi receta de salsa favorita. Aún así, está en algún lugar cerca de la parte superior de la lista.

Aquí hay otra deliciosa receta de dip de queso blanco. Sin embargo, este incluye varias especias y condimentos más en la mezcla.

Junto con los jalapeños, también agrega chile en polvo, nuez moscada y hojuelas de pimiento rojo.

Agregue una cobertura de cilantro, tomates y jalapeños para darle más estilo y sabor.

Es una salsa de queso más picante y más robusta. No es tan suave y sencillo como otras recetas.

Entonces, si te gusta un montón de sabor en tu salsa de queso, estás de suerte. Esta receta es para ti.

La salsa verde no suele verse tan pálida y cremosa. Por supuesto, tampoco suele incluir aguacate en la receta.

Esta receta lo hace, y hace toda la diferencia. Todavía obtienes el mismo gran sabor ligeramente picante de la salsa verde genuina.

Sin embargo, hay notas de aguacate por debajo.

No es como guacamole mezclado con salsa verde. Pero está cerca.

Mueva sobre la salsa de espinacas y alcachofas. La salsa mexicana de espinacas está a punto de robar el espectáculo.

Es cremoso y sabroso, como la salsa de espinacas normal.

Sin embargo, hay un estilo mexicano distintivo en este. También cuenta con ROTEL, jalapeños, chile en polvo y más.

Lleva su salsa de espinacas promedio a un nivel superior.

Y la salsa de espinacas ya está riquísima, así que sabes que tiene que estar buena.

¿Quieres incorporar más verduras de la huerta a tu dieta? Esta salsa puede ayudarte a hacer eso.

No se puede superar en el verano. ¡Es tan ligero, brillante y fresco, y también está lleno de ingredientes nutritivos!

Es una salsa colorida y repleta de vegetales que te dará un toque de ensalada serio.

¿Necesita un chapuzón que se adapte a una variedad de necesidades dietéticas? ¡La salsa cremosa de aguacate y cilantro es ceto y paleo y no contiene gluten!

Además, ¡puedes servirlo con algo más que papas fritas!

Póngalo con tallos de apio, zanahorias pequeñas, cebollas verdes y más. ¡Tus invitados a dieta te lo agradecerán!

Hummus es tradicionalmente un plato de Oriente Medio. Sin embargo, esta receta agrega un poco de dinamismo mexicano al clásico.

Es una versión de hummus con más queso, más carne y más hierbas. Puede que no sea tan saludable como la receta original, pero sabe muy bien.

Este aperitivo de 30 minutos utiliza seis ingredientes y es increíblemente fácil de preparar.

Afortunadamente, también es delicioso. Tiene queso crema y tu queso rallado favorito.

También hay suculentos trozos de carne molida bien condimentada y salsa. Cada bocado es como una pequeña ensalada de taco con mucho más queso.

Es ideal para el día del juego y una forma sencilla de usar la carne molida sobrante. ¡No derroches, no quieras!

Recetas de dips mexicanos

A %d blogueros les gusta esto: