Saltar al contenido

23 mejores vegetales verdes (+beneficios para la salud)

Las mejores verduras verdesvegetales verdesvegetales verdes

Añadir estos vegetales verdes a su cocina, y verá una gran cantidad de beneficios.

Desde antioxidantes hasta fibra muy necesaria, ¡son súper saludables!

¿Quieres guardar esta publicación de blog? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos el artículo directamente a su bandeja de entrada!

Vegetales verdes orgánicos crudos que incluyen espárragos, guisantes y brócoli

Más de 20 vegetales verdes saludables que deberías comer

Hay un montón de vegetales verdes por ahí, ¡y no todos saben a hierba!

En cambio, son deliciosos, versátiles e increíblemente nutritivos. Además, agregan vibrantes toques de color a sus comidas, haciéndolas aún más atractivas.

No te gustará todo en esta lista, y está bien. ¡Ciertamente no!

Pero es un gran recurso para cuando necesita aumentar su consumo de nutrientes.

Hojas de col rizada fresca en un cuenco de cerámica

1. col rizada

Kale es una hoja verde increíblemente nutritiva que fue casi olvidada hasta hace poco.

Está repleto de fibra, vitaminas y minerales, perfecto para cualquier persona que busque «mejorar» su juego de nutrición.

Y comer kale es más fácil de lo que piensas. Tíralo en un batido para una opción de desayuno nutritivo, o agrégalo a vegetales salteados para un delicioso plato de acompañamiento.

Para los valientes de corazón, echa un vistazo a estos chips de col rizada caseros

Hojas verdes de berza fresca

2. Col rizada

La col rizada es una verdura de estilo sureño que, de alguna manera, es increíblemente nutritiva (no importa cuántas recetas fritas sabrosas puedas hacer).

Están cargados de vitaminas, minerales y fibra dietética.

Mi forma favorita de cocinar esta hoja rica en vitaminas es ligeramente al vapor o tostada.

Aquí hay un giro: use su aderezo a base de vinagre favorito como adobo antes de cocinarlos en el horno: ¡le encantará la acidez única que agrega!

¿Quieres guardar esta publicación de blog? ¡Ingrese su correo electrónico a continuación y le enviaremos el artículo directamente a su bandeja de entrada!

Entero y cortado en media col sobre una mesa de madera

3. Coles

Si está buscando una potencia vegetal para agregar a su plato, ¡el repollo es la respuesta!

Este vegetal cotidiano está lleno de bondad y nutrición y es increíblemente versátil en términos de métodos de cocción y sabores.

Analizando sus credenciales, la col es baja en calorías, alta en fibra y rica en vitaminas C y K.

Además, está repleto de antioxidantes que pueden ayudar a mejorar la salud digestiva.

Para un plato rápido durante la semana, intenta picar un poco de repollo con ajo y especias, luego saltéalo.

Tazón de hojas de espinacas en una mesa de madera

4. Espinacas

La espinaca es un superhéroe vegetal, con toneladas de nutrientes en sus diminutas hojas.

Esta potencia de color verde oscuro es una excelente fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales, incluidas las vitaminas A, C y K, el hierro y el magnesio, todos esenciales para mantener la salud y el bienestar.

Su sabor ligeramente amargo evita que te excedas, pero si puedes sortear ese obstáculo momentáneo, es una deliciosa adición a tantos platos.

Mezcle un poco en una pasta primavera para mayor nutrición, o use espinacas tiernas en ensaladas con fresas en rodajas y queso feta desmenuzado.

Plato lleno de microverduras frescas

5. Microverduras

Los microgreens son vegetales verdes pequeños e inmaduros que se cosechan poco después de que emergen sus primeras hojas.

Aunque son de tamaño pequeño, tienen un gran aporte nutricional con altos niveles de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Están súper de moda en este momento y son más fáciles de lo que piensas de cultivar en casa.

De hecho, ¡impresionarás rápidamente a tus amigos y familiares al exhibir recipientes de estos vibrantes microvegetales en tu mesa!

Pruébalos picados en ensaladas para obtener una textura sabrosa y un aroma a perfume. O utilícelos como un adorno colorido para una presentación atractiva.

Brócoli en el tazón marrón

6. brócoli

El brócoli es un vegetal nutritivo famoso, por lo que es un complemento esencial para cualquier dieta saludable.

Su textura crujiente y su sabor terroso lo hacen delicioso y versátil: saltearlo en aceite de oliva hasta que esté ligeramente dorado es una manera fácil de resaltarlo.

Puede hornearlo, cocinarlo al vapor, saltearlo o incluso convertirlo en «arroz» para obtener algo sin carbohidratos.

Hojas de rúcula sobre una tabla de cortar de madera

7. Rúcula

Este verde picante tiene un toque nutricional y aporta un sabor asertivo a cualquier receta de ensalada o sándwich.

La rúcula es una excelente fuente de vitaminas K, A y C, así como de potasio y calcio.

Así que se ve muy bien por fuera y te hará sentir bien por dentro.

Pruébalo en un sándwich de bistec, en una pizza casera o en ensaladas. ¡mmm!

Tazón de berros frescos

8. berro

El berro es una verdura que a menudo se pasa por alto y que contiene un poderoso golpe nutritivo.

Lleno de vitaminas A y C, fósforo, calcio, potasio y hierro, el berro es una opción increíblemente saludable.

Como si eso no fuera suficiente para poner a bailar tus papilas gustativas, el berro es excelente para condimentar comidas y refrigerios.

Tírelo en un batido, agréguelo a un sándwich o ensalada, disfrute de su sabor picante con un salteado o simplemente disfrútelo crudo para disfrutar de la experiencia completa de los berros.

Cesta Con Okra Fresca

9. Quimbombó

Okra es interesante. ¡Lo amas o lo odias!

Pero una cosa es segura: es increíblemente bueno para ti.

Este vegetal verde coriáceo está repleto de bondad, desde vitamina C y magnesio hasta fibra dietética y propiedades antioxidantes.

Agrega una textura interesante a los platos salados como un componente crujiente o se puede usar como parte de sopas, guisos y salteados.

¡Aunque mi receta preferida es esta okra frita!

Lechuga romana en una tabla de cortar de madera

10. lechuga romana

Esta deliciosa verdura es un ingrediente esencial en muchas ensaladas y comidas.

Con su impresionante contenido nutricional, que incluye vitaminas A, K y C, así como ácido fólico y fibra, la lechuga romana nos brinda los nutrientes que necesitamos para estar sanos y fuertes.

¿No estás seguro de cómo disfrutar de esta delicia verde brillante?

Intente agregar algunas hojas crujientes a su sándwich o envoltorio para obtener un impulso nutritivo sin complicaciones.

También puede saltearlo brevemente para una guarnición inesperada. ¡Las posibilidades son infinitas!

Cuenco de madera de coles de Bruselas

11. Coles de Bruselas

Detrás de su adorable apariencia se encuentra una fuente inagotable de vegetales repleta de nutrición robusta.

Rico en fibra, vitaminas y minerales, ¡no tendrá que comprometer su salud por un refrigerio sabroso!

Mezcle las coles de Bruselas con un poco de aceite de oliva, tocino y cebolla, luego áselas hasta que estén doradas. O úsalos en un salteado con cebolla y ajo.

Cuando están crujientes y saladas, nadie puede resistirse.

Bok Choy en Bandeja Tejida

12. Bok choi

Bok choy, una de las verduras más versátiles disponibles, se puede ver en todas partes, desde supermercados hasta mercados de agricultores.

No solo es muy popular, sino que también es increíblemente nutritivo. Contiene vitaminas A y C, así como fibra dietética y caroteno.

Además, su sabor sutil significa que encajará perfectamente en cualquier plato.

Ya sea que lo esté agregando a un salteado rápido o al bok choy de cocción lenta con su plato favorito de inspiración asiática, no se lo puede perder.

Hojas de acelgas en una mesa de madera

13. Acelga suiza

La acelga es un verde frondoso oscuro con el que no duermes. Repleto de un inmenso valor nutricional, es como un superhéroe en su selección de productos.

En primer lugar, todas sus vitaminas y minerales, además de fibra y proteína, lo convierten en una potencia total.

Por ejemplo, solo una taza de acelgas cocidas puede proporcionar más del 44 % de la ingesta diaria de vitamina A y más del 100 % de la vitamina K.

Las muchas hojas crujientes en forma de abanico se ven igualmente deliciosas en ensaladas, sopas, salteados y guisos.

judías verdes frescas

14. judías verdes

¡Las judías verdes son un miembro de la familia de las leguminosas y una gran fuente de vitaminas y minerales esenciales!

Son una guarnición sabrosa, ya sea que los prefiera hervidos o sazonados con hierbas y especias.

Pero las judías verdes son lo suficientemente versátiles como para usarse en ensaladas, sándwiches o incluso mezcladas en sopas.

También se pueden cocinar con mantequilla de ajo o asar con chalotes para un delicioso refrigerio salado.

¡Así que no seas tímido cuando se trata de llenar tu despensa con estas gemas crujientes!

Montón de espárragos frescos

15. Espárragos

Los espárragos son uno de los alimentos básicos más deliciosos de la cocina.

No solo es visualmente agradable con sus colores brillantes y vibrantes y sus tallos altos, sino que también contiene una tonelada de nutrientes en cada barra.

Estoy hablando de vitaminas y minerales como la vitamina K, ácido fólico, hierro, calcio y vitamina A.

Simplemente a la parrilla con un toque de ajo o ralladura de limón es una delicia exquisita. O agregue un poco de emoción a su lucha matutina.

Confía en mí, ¡no encontrarás escasez de formas de disfrutar esta deliciosa verdura!

Apio fresco

16. Apio

¿Quién diría que algo tan básico como el apio podría ser tan versátil?

Este vegetal sin pretensiones es una excelente fuente de nutrientes vitales, incluida la vitamina K y la fibra dietética.

Rico en antioxidantes, el apio es un refrigerio bajo en calorías (¡hola, hormigas en un tronco!). Además, es un alimento básico en casi todas las recetas de sopas y guisos con cebollas y zanahorias.

Considere agregar un poco de apio picado a la ensalada cremosa de papa. El toque crujiente le da el equilibrio perfecto de textura.

Cesta de Pimientos Verdes Frescos

17. pimientos verdes

Los pimientos verdes son una de las verduras más sabrosas y nutritivas que puedes comer.

Bajos en calorías, están repletos de vitamina C y cargados de antioxidantes.

Tienen un sabor crujiente pero ligeramente dulce que añade color y sabor a cualquier plato.

Para el almuerzo o la cena, disfrútelos crudos en ensaladas o salteados, asados ​​con otras mezclas de vegetales, rellenos con granos o cortados en cubitos y servidos solos.

Hojas de remolacha fresca en un tazón de madera

18. Hojas de remolacha

Esta deliciosa y nutritiva verdura tiene un sabor único. Es una combinación de fuerte y dulce, con una nota ligeramente terrosa.

Las hojas de remolacha no solo tienen un sabor extraordinario, sino que también ofrecen un valor nutricional increíble.

Repleto de vitaminas A, B6, C y K, así como minerales como el calcio y el hierro, comer hojas de remolacha le da a su cuerpo el impulso que necesita para mantenerse saludable.

Para un plato fácil de almuerzo o cena, intente saltearlos con cebolla y ajo y acompáñelos con pollo a la parrilla.

Alcachofas frescas en un cuenco de madera

19. Alcachofa

El sabor maravillosamente delicioso de la alcachofa conquistará a cualquiera.

Y aún mejor, estos pequeños son una fuente inagotable de nutrición, ya que brindan altas concentraciones de vitaminas A y K, además de mucha fibra dietética.

En cuanto a las sugerencias para servir, para incorporar estos nutritivos nuggets a su dieta, sugiero agregarlos a ensaladas o sopas.

O mejor aún, ¡prueba a asarlos enteros con aceite de oliva y pan rallado!

¡Ah, y no podemos olvidarnos de la salsa de espinacas y alcachofas!

Canasta de Pepinos Frescos

20. pepino

Los pepinos son una verdura increíblemente subestimada.

Tienen un sabor crujiente y refrescante con sutiles toques de dulzura. ¡Y además son muy nutritivos!

Ofrecen vitaminas y minerales esenciales como vitamina K, vitamina C, magnesio, manganeso y potasio.

Además, su alto contenido en agua las hace especialmente saludables para rehidratarse después del ejercicio o de un duro día de trabajo.

Intente cortarlos en ensaladas y sándwiches o sírvalos como guarnición con una pizca de sal.

Guisantes verdes derramados sobre un saco de tela

21. guisantes verdes

Los guisantes verdes son realmente un espectáculo para la vista.

No solo agregan un color verde vibrante y un sabor maravillosamente refrescante a cualquier plato, sino que también contienen bastante nutrición.

Con un alto contenido de fibra y proteínas, los guisantes verdes se pueden agregar a prácticamente cualquier comida para aumentar la nutrición.

Desde ensaladas y pasta hasta salteados y puré de patatas, los guisantes verdes son el complemento perfecto con su agradable sabor.

Me encanta asarlos para un sabor aún más audaz.

  Habichuelas en un cuenco de madera

22. judías verdes

Los frijoles verdes son uno de los vegetales más versátiles que existen.

Ya sea que estén al vapor, hervidos, asados ​​o a la parrilla, nunca dejan de brindar un sabor fuerte.

Además, sus propiedades nutricionales son sobresalientes. Los frijoles verdes están llenos de vitaminas y minerales esenciales como la vitamina K y el hierro.

Sin mencionar la plétora de fibras dietéticas.

Perfecto para animar un salteado o hacer un delicioso gratinado, ¡realmente no puedes equivocarte con las judías verdes!

puerros frescos

23. Puerros

¡Los puerros son increíbles!

Tienen un sabor a cebolla suave con un sabor ligeramente más dulce. Y son tan fáciles de cocinar.

Sin embargo, necesitan una buena limpieza antes de su uso. Con todas esas capas, no es raro encontrar algunos errores en la mezcla.

Así que asegúrese de picarlos y remojarlos en agua fría antes de usarlos.

Las mejores verduras verdes