10 recetas para enriquecer el snack más famoso de Italia

Solía ​​ser solo pan y aceite, el bocadillo más popular para los pequeños. ¡El día de hoy el pan y el aceite pueden transformarse en muchas cosas!

Pan y aceite. ¿Hay algo más natural, bueno y genuino?
De generación en generación, abuelas y madres transmiten a los pequeños el snack más saludable: una simple rebanada de pan (que para los más agraciados es pan casero) y un buen aceite de oliva virgen extra.
La receta es la más fácil de todas y cada una. Sencillamente vierta aceite en un platillo, entonces unte una rebanada de pan sobre él. Si el aceite es buenísimo y fragante, ni tan siquiera es preciso añadir sal.
¿Sabías que la tradicional rebanada de pan y aceite puede, con la adición de ciertos ingredientes, transformarse en un auténtico entrante para servir como piscolabis o bien como piscolabis cuando tienes muchos amigos a cenar? Sí, bruschetta si deseas llamarlo de esta forma.

Aquí tienes ciertas ideas originales para convertir un simple refrigerio en un platillo sabrosísimo.

Pan, aceite y aguacate

Llamémoslo torrada de aguacate. Para la versión más simple, ponga rodajas de aguacate sobre una torrada y sazone con un chorrito de aceite.

Pan y aceite de salmón

Para muchos, la mantequilla sería preferible al aceite, como es la tradición en el norte de Europa, mas le sugerimos que pruebe esto asimismo con un aceite nuevo y bueno. Asimismo añada un tanto de jugo de limón y pimienta blanca molida o bien hinojo.

Pan, aceite y ajo

Una receta para paladares fuertes. En la práctica, es suficiente con torrar una rebanada de pan, condimentarla con un tanto de aceite y después frotarla con un diente de ajo. Para llenar, puede espolvorearlo con queso parmesano rallado ya antes de regresar a ponerlo en el horno a lo largo de unos minutos. En la versión americana, asimismo hay cebolletas.

Pan, aceite y tomate

La tradicional bruschetta que aún le chifla al mundo entero. Puede enriquecerlo con un queso feta rallado o bien un pepino cortado en cubitos y hojas de menta o bien albaca picadas. Recuerde que a los pequeños les chifla cuando el tomate se frota sobre pan, no en rodajas.

Pan y aceite con queso pecorino

Una genuina exquisitez que se puede preparar en pocos minutos en el microondas o bien bajo el grill del horno. Basta cubrir unas rebanadas de pan con pecorino adobado en aceite y después poner todo en el horno. El queso se fundirá y envolverá el pan que va a quedar crepitante en la base.

Fideos con pan, aceite y calabacín

Corta el calabacín a lo largo con una mandolina. Conseguirás como fideos. Adobarlos con aceite, sal, pimienta y jugo de limón y ponerlos sobre rebanadas de pan y untar con aceite de queso de cabra.

Pan, aceite … ¡Se aproxima la pizza falsa!

Si le sobra pan seco, córtelo en rodajas y mójelo con agua. Entonces colócalo en el fondo de un molde para bizcocho, tritúralo bien para ablandarlo y espolvoréalo con aceite, salsa de tomate, sal y alcaparras. ¡Enhorna a lo largo de treinta minutos a ciento ochenta ° y conseguirás una genial pizza falsa!

Pan, aceite y frijoles

Un plato pobre mas sabrosísimo que puede transformarse de manera fácil en un segundo plato veloz y completo. La combinación ideal es entre pan integral y frijoles cannellini precocidos, bien lavados y sencillamente condimentados con aceite, sal y pimienta.

Pan, aceite y pimientos

Los pimientos verdes fritos y las torradas combinan perfectamente. Si no deseas freír, sencillamente corta los pimientos en tiras y hornéalos con aceite y un diente de ajo. Cuando estén tiernas, sírvalas todavía calientes sobre rebanadas de pan torrado torrado, condimentadas con un chorrito de aceite crudo.

Pan, aceite y chocolate

Puede semejarle extraño, mas es un pacto sibarita. Ponga un buen chocolate negro sobre una rebanada de pan y un tanto de aceite y añada un pellizco de sal si lo quiere. El resultado te sorprenderá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *